BENDITA PARIDAD

Posted: 17th mayo 2018 by Aurora in Literatura
Tags:

BENDITA PARIDAD

 

El Redactor se ocupa del buzón de voz en el número +346 335 923 21

 

Y se ocupa de la programación, a largo plazo, de los temas que vamos a presentar a los contertulios. Según dice él, esto le da caché en su periódico.

 

-Hemos preparado un tema con cinco poetas del norte.- dice la Catedrática Pelirroja– Así como venimos presentando mujeres poetas de toda la península, este tema está focalizado: sólo hombres y de una misma zona. Y como las Rajzner siguen en su Rosario argentino, vamos a decir los poemas la Actriz de Televisión y yo misma. Porque cuando era más joven fui actriz, de aldea; o sea casera; o sea de escenarios modestos, y algo se me quedó; la afición sobre todo. Y empezamos con:

 

Miguel de UNAMUNO y JUGO, nació en Bilbao, en 1864. Andrés Trapiello, y tantos, vienen a decir que Unamuno es “el poeta más profundo de nuestro siglo”

Impregnado en “becquerianismo”, aquí Unamuno puede ser tierno aunque no sencillo, pensante pero no torturado: Da mucho gusto leer estos cuadros narrativos y sentimentales, tan alejados de otras composiciones duras y difíciles:

 

Al cautivarnos el Amor, sabía/ la muerte de su empresa?/ ¿O fue la Muerte la que unió primero/con sus manos las nuestras?/ Al vernos por primera vez-nos vimos/ una vez la primera?-/ al volver a encontrarnos en la vida/¿no nos unió la tierra?/Tú leíste en mis ojos el sentido/de tu breve carrera/por el siglo; leí en tu mirada/ de mi vida la meta./ Romeros de una misma romería/ en angosta vereda,/cogidos de las manos nos miramos/ volando a ras de tierra./ Y nos llevó el amor con su señuelo…/tú te has hecho ya eterna;/ pronto me harás eterno al lado tuyo/mi muerte, mi Teresa.    76

Teresa también es la amada de Espronceda, pero de carne y hueso

-Y el plan es proponer dos composiciones de cada poeta que traemos aquí:

Un soneto por ejemplo, de los más comprensibles y profundos y sinceros que tiene don Miguel:

-“Me voy de aquí, no quiero más oírme;/ de mi voz toda voz suéname a eco,/ y a falta así de confesor, si peco/ se me escapa el poder arrepentirme./ No hallo fuera de mí en qué me afirme,/nada de humano y me resulta hueco,/si esta cárcel por otra al fin trueco/ en mi vacío acabaré de hundirme./ Oh triste soledad, la del engaño/ de creerse en humana compañía/ moviéndose entre espejos, ermitaño./ He ido muriendo hasta llegar el día/ en que espejo de espejos soy, me extraño/a mí mismo y descubro que no vivía”

-“En horas de insomnio” lo titula, como parece lógico.

-No me quiero resistir, algunos versitos menores vendrían bien, no?: Las montañas de mi tierra/en el mar se miran/y los robles que las visten/ salina respiran… mi Plaza Nueva, fría y uniforme/ cuadrado espacio de que el arte escapa…       64

– Ya te veo la intención, los grandes poetas son cultos y populares. Caben también los versitos menores, como tú dices, y digo yo también. Si alguien no está de acuerdo, que levante la mano, la que quiera.- dice el Actor de Televisión.

– Bien, como no se levantan las manos, seguimos. El segundo poeta que traemos es don Ramón de BASTERRA y ZABALA, nace en Bilbao, en 1888. De él dice Sainz de Robles, y lo dice muy claramente, que poseyó demasiada cultura, “lo cual es una limitación de la espontaneidad”, y que estaba muy preocupado por el equilibrio interno de las estrofas y que tenía “mente matemática aplicada a la arquitectura del poema”.

-Tampoco me resisto a este comentario: Unamuno ha sido comparado muchas veces con don Quijote. Y este soneto de Basterra habla a don Quijote y me hace pensar en Unamuno, a quien admiraba. Va: “Cruzaste, de aventura en aventura/ hidalgo ilustre, errante peregrino/ de la existencia el áspero camino/ sembrado de maldad y de amargura./ Fue en tus empresas la intención tan pura/ tan alto fue tu sin igual destino/, que el mundo necio, con pensar mezquino,/ a tu extrema bondad juzgó locura./ Perdónale su error. Quien así estime,/ quien en ti un loco más tan sólo vea,/ no llegó a comprender tu alma sublime./ Hacer el bien con generosa idea/ y al débil defender de quien le oprime,/si eso locura es… bendita sea!

– Yo no me resisto a este soneto que traigo; a la voz, al tono casi romántico de la época anterior, que dice: “Ah, joven doloroso, joven triste,/ que sufres como yo del mal de España/ y que una negación honda, en tu entraña/ tienes clavada contra lo que existe!/ Tu virgen corazón vibra de saña,/ de santa saña, no tuviste/ lo que pidió tu amor cuando naciste/ de la Patria, una idea y una hazaña./ La general inepcia fue el veneno/ que atosigó tu juventud vehemente/ y de asco y de dolor yo te sé lleno./ Mas el futuro es nuestro y esa gente/ que hizo nuestra desgracia se va al cieno!/ Hermano, aquí va un ósculo a tu frente!

-Pues yo sigo con el gusto por los versitos: “So los robles de Vizcaya/ yacía el corazón mío/ y de los montes ancianos/en que dormitan los siglos/ querencias de luz lo empujan/al pavimento latino”, etc. que son cortos versos pero no livianos, la verdad.

Basterra siempre es BASTERRA.

-Pues ahora viene el tercer poeta, casualidad también de Bilbao, o no, y nace en 1895, es Juan LARREA CELAYETA. Está a sus anchas entre el Creacionismo de Ruidobro y el ultraísmo de Lugones. Y, en definitiva, surrealismo con nombre y seis apellidos.

– Tiene un libro que lleva por título La espada de la paloma, del que siempre me interesa más que el contenido, lo que me sugiere el título.

Juan Felipe Villar dice de LARREA…

-Fue profesor mío en la Universidad!

-Y mío. Dice que Larrea “va siempre de la intuición a la provocación a cuerpo descubierto, en un juego inocente pero destructor al fin”. Hay que tener en cuenta, que VILLAR es un perfecto exponente del texto como pretexto, hace obra al examinar  obra de otros: mérito.

-Yo, me vais a perdonar, pero a Larrea lo veo en la misma línea que Unamuno: fustiga, sobre todo en sus Revistas; quiere hacer pensar. Dice que la poesía de Larrea está más en su prosa que en sus versos. De hecho, dejó pronto de escribir poemas. Díaz de Guereñu es lo que viene a decir. “Llegó a una poética, la suya definitiva, a la que venían sobrando los versos”, dice.

– Pero aquí venimos con los deberes hechos, y va  de poemas y del que titula “Diente por diente”, sin puntuación, que estamos en época de vanguardias:  En el país de la risa la ceniza precede al fuego/La nieve precede al pájaro/ Las lágrimas a sus tronos/ Lo que es aspereza en un comienzo se hace huella en el camino/ Lo que ocurre deja los colores desunidos/ Pero sujetos a una especie de impostura oscura/ Para perder la vida no hay más que un motivo el cielo/ Las bocas huelen al deseo de descubrir un hermoso crimen/ Un café nunca está lejos/Unidos por una misma tendencia/ cuando el alba paga las nubes con su vida/ Unidos por el bajo relieve de una voz venida a menos/ Unidos como monedas en el precio de una mujer desnuda/ Los miembros de un hombre dejan allí nada que desear/ Como eclipses parciales/ Como solos de arpa/ Como tiros al aire/ Como cerillas.

– Durillo.

-Era época de vanguardias.

– Ya lo has dicho antes, gracias. Mirad qué título sugestivo: “Espinas cuando nieva En el huerto de fray Luis”:

Suéñame suéñame aprisa estrella de tierra/ cultivada por mis párpados cógeme por mis asas de sombra/alócame de alas de mármol ardiendo estrella estrella entre mis cenizas/ Poder poder al fin hallar bajo mi sonrisa la estatua/ de una tarde de sol los gestos a flor de agua/ los ojos a flor de invierno/ Tú que en la alcoba del viento estás velando/ la inocencia de depender de la hermosura volandera/que se traiciona en el ardor con que las hojas se vuelven hacia el pecho más débil/ Tú que asumes luz y abismo al borde de esta carne/ que cae hasta mis pies como una viveza herida/ Tú que en selvas de error andas perdida/ Supón que en mi silencio vive una oscura rosa sin salida y sin lucha.

-Más que durillo, para pensar y repensar.

-Y pensad en las repeticiones de palabras, sin puntuación, que remite a un hipo del alma, a una dislocación del pensamiento.

-Parece que estoy oyendo hablar a Villar.

– Pues mérito suyo y mío, I suppose.

– Yo soy de los versitos menores, y no he encontrado lo que buscaba, pero traigo muestrilla: En las playas del Sahara/ Mañana los oasis de esta noche/arriarán las alas.

-Ya se ve que no has encontrado lo que buscabas, jeje.

– Y, lo que es curioso. Pasa un tiempo, y Blas de OTERO nos trae ya una inteligencia cordial, o una cordialidad inteligente, alejado de las vanguardias.

Blas de Otero nace en Bilbao, ya es casualidad, en 1916.

-Por qué dice que es casualidad?

-Cualquiera sabe.

– Igual que Larrea, salió pronto de su ciudad y viajó durante años y residió en París, en la Unión Soviética, en la República Popular China y en Cuba.

– No hace falta ser un lince para suponer por dónde transitaba su pensamiento político y social

-No sé, quizá. Larrea también vivió en París, luego en los EEUU, en Perú, México y Argentina. Sí, quizá tengas razón, y sean indicios de sus andaduras ideológicas.

– Atended a sus declaraciones sobre la poesía, con mayúsculas, como él la escribe: La POESÍA tiene sus derechos/ lo sé./ Soy el primero en sudar tinta/ delante del papel./ La poesía crea las palabras./Lo sé/Esto es verdad y sigue siéndolo/ diciéndolo al revés./ La poesía exige ser sinceros./Lo sé/ Le pido a Dios que me perdone/ y a todo diós, excúsenme./ La poesía atañe a lo esencial/del ser./ No lo repita tantas veces,/ repito que lo sé./ Ahora viene el pero./ La poesía tiene sus deberes/ igual que un colegial./ Entre yo y ella/ hay un contrato social./ Ah las palabras más maravillosas,/ “rosa” “poema” “mar”/ son m pura y otras letras/o..a../ Si hay un alma sincera, que se guarde/(en el almario) su cantar./ Cuántos de vida y esperanza/ serán?/ Pero yo no he venido a ver el cielo,/ te advierto. Lo esencial/ es la existencia; la conciencia/ de estar/ en esta clase o en la otra./ Es un deber elemental. Juega con las palabras, ya os habréis dado cuenta.

-Yo, con mis sonetos; encuentro un buen soneto y no necesito pan. Éste lo titula: “HOMBRE”, y dice: Luchando cuerpo a cuerpo con la muerte,/ al borde del abismo, estoy clamando/ a Dios.Y su silencio retumbando/ ahoga mi voz en el vacío inerte./ Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte/ despierto. Y, noche a noche, no sé cuándo/oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando/ solo. Arañando sombras para verte./ Alzo la mano, y tú me la cercenas./Abro los ojos: me los sajas vivos./Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas./ Esto es ser hombre: horror a manos llenas./ Ser-y no ser-, fugitivos./¡Ángel con grandes alas de cadenas!

-Para mucho pensar, también. Eso es poesía.

-Venga, saca tus versitos, si te da tranquilidá

-Me gusta el título de este libro: Pido la paz y la palabra. Y traigo el final de “A la inmensa mayoría”: Yo doy todos mis versos por un hombre/ en paz. Aquí tenéis en carne y hueso,/ mi última voluntad. Bilbao, a once/de abril, cincuenta y uno.

-Como para leer desde el principio, gracias.

-Es la idea. Y vamos con el siguiente poeta, muy distinto como podréis ir viendo:

GABRIEL ARESTI nace en 1933. Digo dónde?

-Nooo!, deja algo para la imaginación.

-Me gusta empezar con estos versitos, así hacemos el camino inverso.

-Por algo será. Ella no hace las cosas sin una razón

– “Nire buruaz mintzatzen naiz, naizelako/ munduaren neurria”. O lo que es igual: “Hablo sobre mí mismo porque soy/ la medida del mundo”.

– Eso me interesa. Hablar del Todo como si se hablara del ser; y al revés. Sí, es la poesía con mayúscula.

– Más versitos: “Hobe/egia biribil bat/ezen ez/ mila gezur/ ongi koadratu”. Que viene a ser: “Es mejor/una verdad redonda/que no/mil mentiras/ bien cuadradas”. Y sigo, en progresión: “Egun batean/ eztu inork/ ezer erosiko;/ egun batean/ ezta merkatuetan/sagarrik/salduko./ Egun batean/ guztiok/ izanen gara/ zoriontsuak”.

– Ya te lo traduzco yo.-se ofrece Eider, una periodista que viene a menudo y escucha con mucha atención. Y traduce:

“Un día/nadie comprará nada;/un día/ en los mercados/no se venderán/ manzanas./ Un día/ todos seremos/ venturosos”.

– Este poema que traigo lo conoce todo el mundo, o bueno, es muy conocido. Vale bien para meditar, y no poco. Empiezo: Nire aitaren etxea/defendituko dut./ Otsoen kontra,/sikatearen contra,/ justiziarfen contra,/ defenditu/ eginen dut/ nire aitaren etxea./ Galduko ditut/aziendak/ soloak,/pinudiak/galduko ditut/ korrituak/errentak/interesak/baina nire aitaren etxea defendituko dut./ Harmak kenduko dizkidate,/eta eskuarekin defendituko dut/ nire aitaren etxea:/ eskuak ebakiko dizkidate,/ eta besoarekin defendituko dut/ nire aitaren etxea;/ besorik gabe,/ sorbaldik gabe,/bularrik gabe,/ utziko naute,/eta arimarekin defendituko dut/nire aitaren etxea./ Ni hilen naiz,/ nire arima galduko da,/ nire askazia galduko da, baina nire aitaren etxea/ iraunen du/ zutik.

– Defenderé la casa de mi padre/ contra los lobos, contra la sequía,/contra la usura, contra la justicia/ defenderé la casa de mi padre./ Perderé los ganados, los huertos, los pinares,/ perderé los intereses, las rentas, los dividendos/ pero defenderé la casa de mi padre./ Me quitarán las armas/ y con las manos defenderé/ la casa de mi padre;/ me cortarán las manos/ y con los brazos defenderé la casa de mi padre./ Me dejarán sin brazos, sin hombros y sin pechos/ y con el alma defenderé la casa de mi padre./ Me moriré, se perderá mi alma/ se perderá mi prole/ pero la casa de mi padre/ seguirá/ en pie.

-Observáis el proceso, desde Unamuno, el proceso es claro. La evolución hasta Aresti, digo.

– Para pensar, también. Aquello de Celaya: “La poesía es un arma cargada de futuro”, me viene a la memoria.

-Y los versitos?

– Con enjundia y al hilo del papel de la poesía: Dirán que esto no es poesía,/ pero yo les diré que la poesía/es/ un martillo.

-Esanen dute hau poesía eztela,/ baina nik esanen diet/ poesía/ mailu bat/ dela.- traduce Eider.

– Y eso de que los cinco hayan nacido en Bilbao, a qué se debe?

 

Es la segunda vez que veo al búho de Rousseau partirse de risa en su rama mientras se tapa los ojazos con las puntitas de sus alas.

 

 

Be Sociable, Share!
  1. Aurora dice:

    La paridad es un concepto muy actual y aplicable a todo lo que signifique actividad social, familiar e individual

  2. Renée dice:

    Si vamos a ir chica-chico, no es mala idea. En El Salón ya se da feminismo-varonismo. Es el camino para todo. Así, en aaaaños, quizá la desigualdad se reduzca.
    Bilbao como ciudad-cuna de poetas y de ideas, está muy bien