CUATRO BOTONES Y ALGUNOS OJALES MÁS

Posted: 23rd octubre 2014 by Aurora in Crítica
Tags:

CUATRO BOTONES Y ALGUNOS OJALES MÁS

 

 

Según el refranero: “Para muestra basta un botón”. Pero el tema interesa lo suficiente como para insistir; vale la pena ponernos ante cuatro muestras, que no apuran el panorama.

 

El primer ejemplo que conocemos de agrupamiento de mujeres para conseguir un objetivo común, es el que nos propone Aristófanes (-444-385)

 

  • GRECIA

 

En -411 crea el personaje de Lisístrata en una obra dramática que me resisto a considerar como comedia; en clave de tragicomedia veo más las obras de Aristófanes, puesto que los temas son de fondo serio cuando no trágico, aunque es cierto que el tratamiento suele ser jocoso y desenfadado.

“Lisístrata es seria y triste debajo de sus bromas procaces y su obscenidad. Mira compasivamente la suerte de las mujeres, sin voz ni voto en los asuntos públicos de guerra y paz y gobierno. Presenta a las mujeres en un momento de hartazgo que plantea la propuesta: O Grecia admite ser salvada por las mujeres, o será mejor que desaparezca”.

El objetivo común trasciende el tópico por el que es conocida la obra: negar el débito conyugal para conseguir la paz. Y trasciende por la sencilla razón de que no pretenden sólo conseguir la paz y un marido estable en casa; también querrían conseguir el buen gobierno y el buen sentido (madurez) de los hombres. Si es posible.

Resulta paradógico que esté escrita por un hombre. Podríamos pensar que Aristófanes, además de analista inteligente, conocería algún tipo de mujer real que le pudo inspirar su valiente, clara y magnánima Lisístrata, y le dio proyección pública, ya que las mujeres griegas, aunque vivían con mayores libertades que las coetáneas romanas, no tenían, seguramente, acceso al camino de producción de obras literarias. Parece que Safo como antecedente (-VII-VI) es un caso aislado. ((Ver “Safo en la memoria”, sept. 2014))

Esta mujer ática, Lisístrata, convoca a mujeres beocias, lacedemonias y atenienses, y viene a decirles: Señoras, así no podemos seguir. Stop. Esta situación es insostenible.

Y, copa en alto, hacen un juramento por Zeus y por Afrodita: negarán su cuerpo al compañero. Resulta muy teatral y algo inútil por cuanto van a encerrarse en la Acrópolis hasta obtener resultados en sus gestiones. Es cierto que, con el paso del tiempo, alguna de las mujeres va a querer romper el encierro a pesar del juramento. La excusa es de comedia: quiere salir para dar a luz. “Pero ayer no estabas embarazada”, nota Lisistrata. “Pero, hoy sí”.

Al conocer su encierro, los maridos, evolucionados ellos, proponen atizarles bien en las espaldas con unos leños, o bien prender fuego al templo para que las mujeres se achicharren dentro.

Consecuentemente, el/la corifeo de mujeres tiene una lengua soez y violenta. Es que es el único lenguaje que ellos comprenden: enseñar los dientes y mencionar los testículos. Afortunadamente, la clave de humor viene a salvar situaciones muy tensas: Quieres quemarnos? Aquí tengo agua; te riego, a ver si retoñas”.

 

PACIFISMO

Corifeo de mujeres: No hay que poner encima del prójimo la mano. Si haces eso, es fuerza sacar un ojo hinchado. Si alguien no viene a robarme y a hostigarme, yo estoy quieta como una niña.

 

CUESTIÓN ECONÓMICA Y SENTIDO COMÚN:

 

Comisario: Lo primero que quiero, por Zeus, es que me digas la intención con que habéis cerrado nuestra ciudadela.

Lisístrata: Para poner a salvo el dinero y que no hagáis la guerra por él.

Comisario: Que hacemos la guerra por él?

Lisístrata: Por él se han armado todos los líos. Pero este dinero no lo cogéis.

Comisario: Pero, qué vas a hacer?

Lisístrata: Eso me preguntas? Lo administraremos nosotras.

Comisario: Que vosotras administraréis el dinero?

Lisístrata: Eso te parece raro? No administramos nosotras siempre el dinero de la casa?

Comisario: No es lo mismo.

Lisístrata: Cómo que no es lo mismo?

Comisario: HAY QUE HACER LA GUERRA CON ÉL.

Lisístrata: Pero, para empezar, NO ES NECESARIO HACER LA GUERRA… Os oigo decir: “La guerra es cosa de hombres…”

Comisario: Voy a callarme yo, maldita, llevando tú un velo alrededor de la cabeza?

Lisístrata: Si es eso lo que te estorba, toma de mí este velo, póntelo, y luego CALLA.

 

((Quién dice que el velo cubriendo la cabeza de las mujeres es un hecho cultural sin mayor trascendencia, y no muestra de sumisión-esclavitud respecto al varón?))

En clave de comedia, Aristófanes plantea el final como victoria de las mujeres:

Prítanis: Esto es una conjuración general de las mujeres… Bien, di que nos envíen lo más aprisa posible embajadores plenipotenciarios para tratar la paz.

 

Y acaban tod@s bailando y cantando.

Con el zoom de la historia, da para sonreír un poco.

 

  1.    ROMA

 

Durante cinco siglos y pico, desde que Roma fue fundada (ad urbe condita) las mujeres no habían protagonizado nada, en grupo.

Durante la primera guerra púnica, el Senado decreta una época de austeridad (Ley OPPIA). Esta Ley prohibía a las mujeres:

  • Adornos de oro
  • Vestidos coloreados
  • Uso de vehículos

Siglo –II: Las mujeres en cortejo se dirigen al Foro para pedir la derogación de esta ley. Resulta ser una iniciativa política para reafirmarse en sus derechos y dejar de ser masa anónima. Es decir, la historia de Roma era una historia de hombres. La influencia de la mujer en la casa quedaba reducida a sus funciones de madre-hija-esposa-hermana- de-hom-bres.

El Censor encargado de vigilar las costumbres, Marco Porcio Catón, se negó a la derogación de la ley. En su discurso se aprecian el miedo y dos realidades: debajo está la objetiva, es decir: las mujeres viven aplastadas por el poder del varón. Y la oficial, que pretende tapar la anterior: como les sobran libertades, hay que aplicar más recortes:

“Si cada uno de nosotros, señores, hubiese mantenido la autoridad y los derechos del marido en el interior de la propia casa, no habríamos llegado a este punto… La prepotencia femenina, tras haber anulado nuestra liberad de acción en familia, nos la está destruyendo también en el Foro …”

Debajo de sus palabras se ve claro que no estaba contemplando en el Foro el que apareciesen las mujeres para pedir algo, mucho menos para reivindicar. POR QUÉ, entonces, habla de prepotencia femenina? Arenga a los romanos diciendo que, de seguir así, los HOMBRES que gobiernan el mundo, ellos, serán gobernados por sus mujeres. Miedo y rabia, Sr. Catón, abogado ilustre de sencilla familia que había vivido de cuidar puercos-porcos-porcios. Aunque no necesariamente, este hecho tenía queimprimir carácter.

A pesar de Catón, la Ley OPPIA fue derogada y él tuvo que sorberse los mocos. Pero no salió gratis a las mujeres esta decisión del Foro, puesto que el Sr. Catón “trató de recobrarse decuplicando el impuesto sobre los artículos de lujo”, comprados por y para las mujeres, según parece.

De todas formas, aquellas abuelas del feminismo conquistaron derechos, por ejemplo: administrar su dote. ((Con qué razones la habían “administrado” hasta entonces los maridos? No se ve la prepotencia de las mujeres; la de los hombres, sí))

Con la independencia económica consiguieron el derecho a poder divorciarse, es decir, a no soportar situaciones injustas o vejatorias en casa.

Que utilizaran a veces mal, unas u otras, la independencia, no hace mala de hecho a la independencia.

((De todas formas, en el teatro, los papeles femeninos siguieron interpretados por hombres, aún era práctica en el teatro barroco de Europa, en el teatro kabuki japonés, en la ópera china. Qué empeño en usurpar el rol femenino, pobres castrati. Qué envidia de y que miedo a la mujer))

Como apunte que ni entra ni sale del tema: en la civilización etrusca anterior y vecina de la romana, parece que las mujeres gozaban de un nivel social igual al de los hombres. El machismo tiene raíces latinas? El de por aquí. Documentado sí que está.

 

  • ARGENTINA

 

  1.  

Ahora ya no son solamente los derechos de la mujer los que están en juego, ahora ya tenemos delante los derechos humanos, sin género ni edad. Eso sí: esta organización comandada por mujeres, va contra el poder detentado por los hombres desde tiempo inmemorial. ((Detentar: retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público))

FINALIDADES DE LA ORGANIZACIÓN

  • Localizar y restituir a sus familias legítimas todos los niños secuestrados-desaparecidos en el período 1976-1983, dictadura militar de Videla, etc.
  • Crear las condiciones para prevenir la comisión de ese crimen de lesa humanidad
  • Obtener el castigo correspondiente para todos los responsables. ((Hasta agosto de 2014 ha sido recuperada la identidad de 115 niños hoy adultos

El secuestro-desaparición de niños y madres gestantes, y personas de todas edades y condición social, no es difícil de creer, se lleva a cabo en un contexto de terror que baja del poder de un régimen militar instaurado tras un golpe de Estado. Esto es ir contra los pueblos, contra el Derecho de Gentes.

Espeluzna leer los relatos del funcionamiento de esta trama: el terror no tiene color ni medida. Las mujeres de Plaza de Mayo, igual si son madres o abuelas, claman contra una ignominia que va más allá del secuestro y la tortura de los desaparecidos; están ahí, en medio de la tortura, las propias madres y abuelas, y en qué medida; y están los padres y abuelos. Porque en cada torturado estamos todos, está la Humanidad.

También es hora de preguntarse hasta cuándo tendrá la mayor parte de la humanidad que soportar la depredación de la otra parte.

La revulsión del grupo de mujeres, el no querer bajar la cabeza ante la adversidad de estas madres y abuelas, supone, también, un acto de concienciación del resto de conciudadanos, que, quizá hubieran dejado pasar la oportunidad de rebelarse, marcado cada uno por sus propias desgracias; y la iniciativa de Plaza de Mayo les dio la oportunidad de colaborar con denuncias (adopciones sospechosas, etc.) y acompañamiento en manifestaciones de testimonio y protesta.

 

En esta historia de las Mujeres de Plaza de Mayo no cabe la literatura. En un futuro, quizá.

 

  1. . BALCANES

Y en la historia de la Red Internacional de Mujeres de Negro, tampoco cabe la literatura. “Red Internacional de solidaridad de mujeres contra la guerra” ya redondea las intenciones de este agrupamiento de mujeres.

Aquí también canta la ausencia de banderas como el MEJOR himno. En los Balcanes de 1999 había muchos motivos para que se agrupasen las mujeres (y los hombres) para conseguir los siguientes

OBJETIVOS

  • Creación de talleres ambulantes de mujeres por la paz (extensión del proyecto)
  • Apoyo a las víctimas de la guerra y la represión
  • Tender puentes de paz y democracia en los Balcanes (no a la homogeneización étnica forzosa)
  • Unir conceptualmente antimilitarismo y feminismo
  • Apoyo y ayuda organizada a l@s refugiad@s de campos de concentración, puesto que sus actividades, en principio, se circunscriben a los campos de la guerra balcánica
  • Promover la objeción de conciencia al servicio militar
  • Apoyar a los hombres que se nieguen a ir a la guerra
  • Exigir juicios contra todos los autores, organizadores y ejecutores de los crímenes de guerra
  • Promover la protesta por la constante preparación de guerras de odio y violencia.

Visten de negro como expresión de luto por todas las víctimas de la guerra y todas las formas de violencia. “El negro es una advertencia de que la amenaza de guerra no ha desaparecido, porque predominan la conciencia y la práctica militaristas”

Hay hombres en el poder, accedan a él democráticamente o no, que actúan como si fueran los amos de vidas y haciendas y territorio, igual que en la Edad Media. Sus cerebros no han evolucionado: la maldad es una emoción primaria. Lo más importante no es que no hayan evolucionado, sino que sean capaces de concebir ideas y planes dañinos para sus congéneres, y que las mujeres, agrupadas por ideas comunes, hayan de ir hasta el nido de iniquidad a coger con sus manos y sus angustias y su dignidad herida, lo que los míseros indeseables les arrebataron. A veces, secundadas por varones decentes, es verdad.

No hay ejemplos, que sepamos, de mujeres que hayan montado agrupadas una estructura de terror como las que los hombres han ido creando hasta nuestro tiempo.

Pero ahora acceden a las estructuras de poder creadas por los hombres, y no parece que con intención de mejorarlas. Se militarizan: hay que ganar un sueldo. Acceden al poder para sostener desde dentro las estructuras de mando en cuya creación no han participado. Vestiditas de negro las viéramos, para creer en ellas. Quizá. Comienzan a pertenecer a la clase que crea y sostiene guerras y envía a jóvenes a combatir semejantes y a morir. Qué enorme traición y qué despilfarro enorme. Para qué son productivos miles y miles de hombres y mujeres acuartelad@s y armad@s?

“La paz no tiene que ser una palabra, tiene que ser una actitud”

Enorme esfuerzo de mujeres unidas por la paz y la justicia que no termina de rubricarse con el desmantelamiento de la violencia institucionalizada, porque hay en juego toda una estructura económica que ayuda a sostener a los Estados: la armamentística.

De locos.

 

Embocando la escena del Salón, queda la pancarta que trajeron nuestras visitantes de Plaza de Mayo, en la que figura uno de sus lemas: “Prisión perpetua, sin apelación”

 

Be Sociable, Share!
  1. Marijo dice:

    Es interesante la historia de las ideas feministas y el desarrollo de la lucha que tiene que seguir.

  2. Ángel dice:

    Como sin querer, has escrito una historia. Una de las que se pueden escribir, que son muchas

  3. Richard dice:

    De locos. Razón tienes de sobra. Pero sigue la rueda. Es oportuno enfoque. Hasta cuándo más.

  4. Aingeru dice:

    ENTRE PACIFISMO Y FEMINISMO, NO SÉ YO CON QUÉ ME QUEDRÍA