DOS PATRIAS TENGO

Posted: 26th marzo 2014 by Aurora in Literatura
Tags:

DOS PATRIAS TENGO

 

 

Dos Patrias tengo yo: Cuba y la noche.

O son una, las dos?

José Martí

 

Convivamos con dos mujeres excepcionales, poetas: GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA y DULCE MARÍA LOYNAZ. De Cuba. (Cubita).

 

“Es mucho hombre esta mujer”, decía Bretón de los Herreros refiriéndose a la fuerte inspiración de Gertrudis Gómez de Avellaneda (Puerto Príncipe, 1814). Y eso que estamos en pleno apogeo del supuestamente decadente  espíritu romántico. Que era, en realidad, en la mayoría de los casos, fuerte impulso socio-sentimental.

Perla del mar! ¡Estrella de Occidente! ¡Hermosa Cuba! Tu brillante cielo

la noche cubre con su opaco velo como cubre el dolor mi triste frente.

Voy a partir… Adiós, patria feliz! Edén querido!

Doquier el hado en su furor me impela, tu dulce nombre halagará mi oído!

……..

…….

La joven Gertrudis con su familia, sale de Cuba hacia la península. Antes de hacerse conocida por su poesía arrolladora, ha deshecho bodas y corazones. El suyo puede recomponerse más o menos pronto, es volcánico. Van pasando amantes cuyos nombres no han llegado hasta hoy. El abogado Cepeda. El poeta y diplomático Tassara. Dos maridos que le viven poco. A veces vuelve al recuerdo de su amor primero, que se quedó en la isla y en el pasado para siempre, como un simple recuerdo que aparece y desaparece en la memoria:

Oh alma, di, quién era aquel fantasma amado y sin nombre?

Un genio? Un ángel? Un hombre? Volaban los años y yo vanamente

buscando seguía mi hermosa visión…….

“Sobre la gloria literaria quiso tener la vibración duradera del verdadero amor, por eso vivió estremecida; no le bastaba su modo de ser poético ni su profesión de escritora. La divina Tula dio sentido y emoción al entusiasmo creador.”

No era, simplemente, una mujer apasionada que buscaba el verdadero (duradero) amor para su vida sentimental y privada; fue autora dramática muy representada. “Sus obras se destacaron en el tiempo.” Una veintena de obras propias y algunas traducciones en verso de Dumas y otros autores franceses. Todo ello en la plena época en que estrenaban Zorrilla y García Gutiérrez como segunda hornada después de los iniciadores del teatro romántico: Mz. de la Rosa, Duque de Rivas y Hartzenbusch.

Y una quincena de novelas. Además de poemas de largo aliento y hondo sentir, y poemas de arte menor, como juguetes de su poesía.

Su Salón era muy concurrido. Los reyes apadrinaron su boda con Verdugo (fue la segunda). Con este marido de prosapia volverá a su Cuba natal.

 

Perla del mar! Cuba hermosa! Después de ausencia tan larga

que por más de cuatro lustros conté tus horas infaustas,

torno al fin, torno a pisar tus siempre queridas playas,

de júbilo henchido mi pecho, de entusiasmo ardiendo el alma.

Salud, oh tierra bendita, tranquilo edén de mi infancia!

Salud, salud, nobles hijos de aquesta mi dulce patria.

Llevad los tiernos saludos que a Cuba mi amor consagra…

 

Se trata de un poema largo, poema-carta, poema- libro, poema historia y biografía en el que se muestra y va mostrando su isla bella, luminosa y sonriente, con sus maderas nobles, sus frutales jugosos….

….por esos campos felices que nunca el cierzo maltrata

y cuya pompa perenne melifluos sinsontes cantan.

 

DULCE MARÍA LOYNAZ (La Habana, 1902) va a ser la máxima representante del intimismo modernista en Cuba. Las dos son hijas de militares, las dos pertenecen a un nivel social alto. Loynaz se forma en un ambiente endogámico, el universo es familiar, culto, rico, poético. En 1927 se doctora en derecho Civil y desarrollará su actividad profesional en el entorno familiar. Su casa es visitada por Juan Ramón Jiménez, Federico García Lorca, Luis Cernuda, Gabriela Mistral. Alejo Carpentier. Hay influencia de los clásicos, de los simbolistas franceses, de Tagore, en aquella familia. Se casa algo tardíamente con un periodista canario: Pablo Álvarez de Cañas.

Las dos tienen un temperamento recio. Pero Tula acusa mucho los condicionantes de la época en la que le toca vivir: es de una reciedumbre muy femenina; ser mujer es ser con lastre por ser mujer. No obstante, lucha. Pero sólo es una mujer. Loynaz no lucha contra viento y marea en su existencia, vive ya en el siglo XX; su familia es una piña: tiene una casa estable, un barco sólido que soporta mejor los embates de la vida.

Avellaneda:

Vos que miráis, ¡virgen pura! la amargura de esta mujer solitaria,

Ay! esuchad su plegaria desde el trono de la altura.

En tempestuoso océano mi bajel navega incierto sin que un fanal en el puerto

encienda piadosa mano: entre escollos gira roto….

 

Loynaz:

Cuando revuelvo el brazo no estrecho, rompo el lazo.

Yo sólo un camino breve busco: el que de ti me lleve.

Con qué agua te apagaré! Con qué llama te quemaré!

Para cortar tu nudo, qué espada? Para talarte, qué hacha afilada?

Un muro busco…… He llegado hasta donde nadie pudo llegar.

Si aún vuelvo la cabeza… Dios me vuelva de sal!

 

Y  dice: “ La poesía no es por sí misma un fin o una meta, sino sólo el tránsito a la verdadera meta desconocida. Por la poesía damos el salto de la realidad visible a la invisible….. Si ha de llevarnos a algún lado, lo hará con agilidad y precisión, de lo contrario perderá el impulso original antes de alcanzar la meta……La poesía debe llevar en sí misma una fuente generadora de energía capaz de realizar alguna mutación por mínima que sea. Poesía que deja a quien la recibe como está, no es poesía.”

Pero, a partir de la teoría, la práctica no es fácil:

Poesía, bestia divina y salvaje:

cuándo podré marcarte las ancas con mi hierro!

 

Y de Avellaneda:

¡Oh tú, del alto cielo precioso don al hombre concedido!

¡Tú, de mis penas íntimo consuelo. De mis placeres manantial querido!

¡Alma del orbe, ardiente Poesía, dicta el acento de la lira mía!

 

Y  un vibrante soneto al sol:

Reina en el cielo, Sol, reina e inflama con tu almo fuego mi cansado pecho

sin luz, sin brío, comprimido, estrecho, un rayo anhela de tu ardiente llama.

A tu influjo feliz brote la grama, el hielo caiga a tu fulgor deshecho;

Sal! Del invierno rígido a despecho, rey de la esfera, ¡sal!, mi voz te llama.

….

 

Y de Loynaz:

El sol se ha rajado y se desangra en luz, y me está ahogando.

¡Yo me muero de sol!

 

Y junto a la fuerza natural de Loynaz, el juguete bellísimo:

Pasa un pez escamado de esmeraldas, bebiendo el sol en agua diluido.

((Modernismo puro))

 

Y respecto al amor: Tula lo anhela. Loynaz lo analiza:

Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta y no pasa;

Y se queda frente a la puerta abierta. Yo le digo al amor:- ¿Qué te trae a mi casa?

Y el amor no responde, no saluda, no pasa.

Es un amor pequeño que perdió el camino, venía la noche… y con la noche vino.

Qué amor tan pequeñito para andar con la sombra! ¿Qué palabra no dice

Qué nombre no me nombra? ¿Qué deja ir o espera?….

…..Un amor indeciso se ha dormido a mi puerta

 

La balada del amor tardío

Amor que llegas tarde, tráeme al menos la paz. Amor de atardecer,

¿por qué extraviado camino llegas a mi soledad? Amor que me has buscado

sin buscarte, no sé qué vale más: la palabra que vas a decirme,

o la que yo no digo ya…..

Amor de mi silencio y mi cansancio, hoy no me hagas llorar.

 

Y de Gertrudis:

Suplicio de amor

¡Feliz quien junto a ti por ti suspira, quien oye el eco de tu voz sonora,

Quien el halago de tu risa adora y el blanco aroma de tu aliento aspira!

… Ante mis ojos desaparece el mundo y por mis venas circula ligero

El fuego siento del amor profundo, trémula, en vano, resistirte quiero.

De ardiente llanto mi mejilla inundo. Deliro, gozo, te bendigo y muero!

 

Amor y orgullo

Cobarde corazón, que el mundo estrecho gimiendo sufres, dime:

¿qué se ha hecho de tu presunta altivez?…. Y tú lo sufres, corazón cobarde?

Y de tu servidumbre, haciendo alarde, quieres ver en mi frente

El sello del amor que te devora?…

 

Sin duda, son las dos mujeres que más y mejor han escrito poesía en romance castellano. En Cuba. (Cubita). En la Península. En las islas del Atlántico, las Canarias de Loynaz.

 

Cuba y la noche, (la poesía), realmente, son una sola patria.

 

Be Sociable, Share!
  1. Ángel dice:

    Me gusta: Cuba y la noche. La noche y la poesía. Me gusta.

  2. Aurora dice:

    Anita G.: Ofreces un dato que no encajaba en el planteamiento y desarrollo del tema. Agradezco muchísimo tu participación, que enriquece el resultado.

  3. Anita G. dice:

    A Doña Gertrudis le negaron el sillón de la Academia. A Dulce María Loynaz se lo ofrecieron.

    Lo que es el paso del tiempo, la mentalidad que va cambiando.