EL TORO (primera parte)

Posted: 5th octubre 2015 by Aurora in Crítica
Tags:

 

A YÁREK PALKA le sonaban de lejos las corridas de toros, ligadas a una visita que en 1976 hizo a su ciudad el equipo de UNICAJA, para enfrentarse al STELMET ZIELONA GORÁ. Los jugadores polacos, recuerda Palka, dijeron en aquella ocasión algo como que en el encuentro anterior, el UNICAJA los había borrado de la pista: «nos hicieron una corrida de toros». Cuando surgió el escándalo de EL TORO DE LA VEGA, vimos que estaba bastante despistado y lo animamos para que investigara un poco. Y nos ha traído un relato eslavo, escueto, como para desarrollar en sus clase. Lo hemos dividido en tres partes:

TAUROMAQUIA   (lucha con el toro)

Solemos hablar de «países mediterráneos, países ribereños del Mediterráneo».

Para hablar del toro diferenciaremos el Mediterráneo oriental y el Mediterráneo occidental. Por una razón muy concreta: inicialmente parece que en uno y otro extremo hubo adoración por el toro, el URO primitivo o ya evolucionando hacia el actual «toro bravo».

Pero, los vestigios que se encuentran en occidente remiten a «lucha con el toro»; toros ya muertos bien después de cacería o  de ritual, bien formando parte de grupos más o menos nutridos.

En uno y otro extremo del MEDITERRÁNEO, como en  EUROPA continental, podía el toro representar el poder y la fuerza, tanto para el universo de hombres y mujeres como para la propia Naturaleza: la sangre de semejante fuerza salvaje, en una cultura agrícola, sería beneficiosa para regenerar la tierra; es rito, es creencia posible. Abatir un toro, entonces, tendría un doble significado: el poder del Hombre sobre la bestia, y el compadrazgo de éste con la madre tierra.

Pinturas en LASCAUX- DORDOGNA; pinturas en ALBARRACÍN, ALTAMIRA, TOROS de GUISANDO. VETONES, ORETANOS, CELTIBEROS: primitivos habitantes de esta península, han dejado al toro como símbolo de su relación con fuerzas telúricas, sin mayor mensaje. Pero, algo verdaderamente lúdico, una relación sin armas ni persecuciones, o un relato mítico, en occidente no parece constar.

 

TAUROKATHAPSIA   (juego con el toro)

EN EL MEDITERRÁNEO oriental, en el MAR EGEO, está la isla de CRETA. De la noche de los tiempos nos llega un relato mítico que relaciona al toro con el mundillo olímpico: ZEUS, el padre de los dioses, está enamorado de la joven hija del rey de FENICIA llamada EUROPA. Para no ser rechazado, toma la figura de un toro blanco y se entrevera con la vacada del rey AGENOR. Se finge manso, y las jóvenes del séquito de la princesa le ponen guirnaldas en los cuernos, juegan; ZEUS ha sido siempre un dios muy hábil con las mujeres. Se echa en la arena, como para juguetear. EUROPA sube a su grupa, se levanta el toro, entra en el Mediterráneo y llega a CRETA con su preciosa carga. Allí viven su relación, de la que nacerán tres hijos: SARPIDÓN, RADAMANTES y MINOS.

Cuando ZEUS considera que ya debe volver al OLIMPO, casa a EUROPA con el rey de CRETA, ASTERIÓN, quien adopta a los tres niños. Con el tiempo, MINOS heredará la corona.

YA REY, quiere ofrecer un sacrificio singular a POSEIDÓN. Este mismo dios hace salir del mar a un espléndido toro para que MINOS se lo ofrezca en el ritual. Pero, MINOS juzga demasiado bueno al toro par sacrificarlo y lo conserva como semental para sus vacas. La reina PASIFAE se enamora del toro como castigo de POSEIDÓN. De esa relación nacerá el MINOTAURO y ya vendrá TESEO para acabar con él.

ES INNEGABLE la importancia del toro en el MEDITERRÁNEO. De la EDAD DEL BRONCE, de la propia CRETA y de la propia civilización minoica, nos llega información de rituales posiblemente de iniciación a la vida adulta, que llevaban a cabo jóvenes de ambos géneros muy posiblemente, ya que están diferenciados en tonos oscuros los que más parecen varones, y en tonos claros los que podrían ser mujeres.

AQUÍ se van a dar verdaderos ejercicios acrobáticos sin protección ni de ropa ni de armas. Claro que puede inscribirse en un contexto social y religioso, quizá no tan exclusivo sino también propio de otras culturas aledañas.

SE DABA EL CONTACTO físico con el animal sagrado, por lo que puede deducirse que se buscaba esa fortaleza y poder genesíaco que se atribuye al toro. Consistía en un reto para las personas puesto que atraían la embestida de la fiera, y aprovechando el impulso, saltaban apoyándose en los cuernos, en el morrillo o en el lomo, y después de dar una voltereta en el aire, aterrizaban de pie detrás del toro. Podía ocurrir con un solo acróbata o con varios a la vez.

LOS MURALES del palacio de KNOSSOS con escenas muy explícitas, están realizados entre 2000 y 3000 a.C.

LOS JUEGOS RITUALES con el toro tendrían lugar en patios o recintos de los palacios, y el público sería numeroso. Es posible que la cultura taurina existiera en GRECIA, MESOPOTAMIA, CANAÁN, en las ciudades-estado de FENICIA, en EGIPTO.

POR QUÉ se mantiene en Occidente?

SEGURAMENTE, en época romana (-III+V) fueran postergadas las prácticas rituales con toros debido a la adoración a los nuevos dioses importados por los conquistadores, y por los espectáculos cruentos con fieras de todas clases. Se retomarían luego las prácticas ancestrales, pero ya con matices nuevos.

 

_Lo que yo sabía de los toros,- dice Palka- es que el último ejemplar de la última subespecie europea murió en el antiguo bosque de POLONIA que llamamos JARTORÓW. En el siglo diecisiete, en mil  seiscientos veintisiete, me parece recordar.

Y se queda pensativo, colgado del recuerdo de su POLONIA fría y preciosa. Le ocurre a menudo.

 

 

Be Sociable, Share!
  1. Aittor dice:

    Los fenicios que iban buscando a la hija del rey, raptada por Zeus, gritaban su nombre por el mar. Y descubrieron la costa de unas tierras desconocidas, que quedaron bautizadas con el eco del nombre: EUROPAAA!!

  2. Anna dice:

    Da que pensar que también mujeres, o chicas, actuaran con el toro igual que ellos. A ver si hace cuatro mil o tres mil años se consideraban iguales, sin tanta bajeza como conocemos ahora, siempre en lucha

  3. Leandro dice:

    Entiendo que el mundo del toro mueve un capital importante.
    Será difícil liquidar esa «tradición»

  4. leyre dice:

    Se podría decir que el mundillo del toro, el actual, representa la falta de sensibilidad hacia el dolor, y vive de espaldas a las leyes de protección de animales. Si eso es tradición, no parece respetable

  5. Luigi dice:

    Del mundo del toro y del toreo cuantísimo se podrá decir.
    Como arranque parece un buen principio