EN NAVIDAD, CHEN YU TAMBIÉN QUIERE SABER

Posted: 19th diciembre 2016 by Aurora in Crítica
Tags:

EN NAVIDAD

CHEN YU TAMBIÉN QUIERE SABER

 

 

A UNA de las reuniones informales que tenemos en el Salón, Chen Yu viene con bolsas de regalos, serpentinas, espumillón, y algunas botellas de vino rojo del Campo de Borja. Seguramente, alguna vez habrá oído decir a Razjner que es su preferido. Es una persona muy cordial, sincera, leal y estamos muy a gusto con ella, y ella con nosotros, según parece.

-Otros años me callo cuando viene la Navidad y mí quiere saber y no entiende. Pero este año quiero decir que tiene una duda y quiere aclararla.

Sentados como estamos alrededor de una mesa en la que ha puesto sus espumillones, y bolas brillantes, y abetos de purpurina, todo made in China, la miramos expectantes y con un poco de aprensión; es que es imprevisible.

-Tengo anotaciones de los últimos años en el Salón, se ha hablado de la Navidad y yo quiero saber. En diciembre de cuatro años hace, el tema fue: LA DUDA RAZONABLE. Os leo lo que mí trae escrito: “Primero, el señor Josepe habla raro para decir que teme que su esposa tenga dentro un hijo de otro señor que se llama Espíritu Santo. La esposa encinta y un Ángel, casi lo insultan de bobo. Sin casi. Pero, no entiendo por qué la señora y el Ángel hablan el mismo idioma, se entienden igual de mal pero hablan el mismo idioma. Y después visitan al bebé otros Ángeles que también hablan el mismo idioma que los seres de la Tierra, y amenazan al bebé con castigos terribles y crueles”. Mí quedó espantada y muda, y nunca he podido hablar de ello hasta ahora. “Y después, después de las terribles amenazas al bebé para cuando sea grande, salen unas señoras cantando que son muy felices “pues somos esposas del Jesús bendito”, dicen, y Jesús era un bebé y lo van a matar con clavos clavados y lanzazos de lanzas en el costado.

“En el siguiente año, el tema es LA LITERATURA FILOSÓFICA. Tres reyes de distintos países se encuentran y se entienden en un idioma que se parece a éste pero resulta raro, como madre de este idioma, muy antigua. Lo importante es que los tres han comprendido el idioma de una misma estrella, que les habla, la estrella, y les dice que inicien un viaje y no saben muy bien a dónde. Y llegan a un reino y el rey les dice que vuelvan cuando hayan encontrado al bebé del año anterior. Parece que la intención de este rey es liquidar al bebé. Y me acuerdo de los clavos, y la lanza y la corona de espinas que le traían los ángeles como regalo, el año anterior.

“En el siguiente año, el catorce, empieza igual la historia: el señor Josepe se quiere morir de tristeza porque su señora María tendrá un niño y él no sabe por qué, es un matrimonio bien lalo”. Rrarro, rrarro, rrarro, que ya puedo plonuncial la rrr! “Y viene el Ángel, no sé si es el mismo de dos años antes, y le dice que no la abandone porque va a tener un niño de Dios. Y el señor Josepe sigue con la misma plegunta, muy simple, pero CÓMO? Esta es la pregunta, él no sabe cómo se hacen los niños”. Pero parece a mí que es la obsesión de la historia: hay que asegural que el bebé dentro de la señora es hijo legítimo de un dios. Y eso lo resuelve el Ángel y ya no hay problema porque todos lo van a creer porque es la Navidad y todos son felices, no ploblema. Como la señora María es feliz porque tiene  a su bebé en brazos y canta: Ángeles divinos, que vais volando,

que se duerme mi niño, tened los ramos”.

Mi abuela, porque a nosotros nos crían los abuelos, cantaba algo palecido que mí traduce:

Agüita de los ríos, cantad más bajo,

que se duerma mi niña, dormidita en mis brazos”.

Tenemos que aplaudir, sonreír, darle palmadas y decir bravos. “Esta chica es imprevisible”, es el comentario más repetido.

– Pero mí tiene una duda.

– Duda? Pero, tú no estudias con los jesuitas, o qué?- pregunta el Actor de Televisión.

– Mí estudia con los jesuitas filosofía occidental, no estudia teoría religiosa!

– Venga, Yu-Yu, que estamos muy poco serios. Cuál es tu duda?

– No es duda, es un no-sé seguro. La señora María es madre de hijo-hombre que va a morir telible, y es también madre de hijo-dios que no va a moril?

– Uyuyuy. Aquí entraríamos en problemas, y no pequeños.

– Los romanos dicen que sí; los nestorianos, por ejemplo, dicen que no.

– Entonce, unos creen en A- y otros creen en B-? Es porque no entienden bien al Ángel que habla raro? Pero, entonce, quiénes son los que entienden bien y quiénes son los que entienden no-bien. Quién decide eso?

-Joooodeeé. Yo, chico occidental, no sabe-no opina. Y además no estudia con jesuitas.- responde el Redactor.

-Porque, el último año, en tema CAMINITO DE BELÉN, un ciego que hace árboles de naranjas, da permiso a la señora María para darle al niño que tiene sed, y los dos se entienden en mismo idioma: sed es sed, naranja es naranja. Pero el Ángel me pleocupa porque creo que no se hace bien entendel.

– Madremía, qué follón tiene esta chica en la cabeza.- susurra la P.C.- Y menos mal que no se ha detenido en el tema de la navidad ortodoxa del año pasado.

– A mí me parece que es coherente. Parece que le interesa el aspecto de la verdad o no verdad del asunto, y las relaciones entre los personajes de la historia. La celebración, aquí o allá, le habrá parecido algo marginal.

-Yo creo que cuentos chinos como estos también habrá en mi país. Es bello. No sé aún si es bella lealidad o bello cuento de Navidad.

-Qué más da, Yu-Yu. A ti te gusta cantar, pues canta; cantemos: “Caminito de Belén, iba la Virgen María, con un niño entre los brazos, más bello que el sol del día”.

-Así será mi bebé!

– Pues ya está.

Cuando escribe, y trae el tema corregido por su tutor jesuita, se entiende bien a Chen Yu. Cuando habla es un poco más difícil porque se lía. A veces, quién no se lía. Pero ahora, el búho de Rousseau bate las alas. Nosotros batimos palmas. Todos estamos contentos. Es Navidad.

-Wesolych swiat bosego narodzenia!- dice Yarek Palka. Es un hombre modesto, pero en polaco no puede decirlo de una manera más sencilla: nos felicita la navidad y el año nuevo.

 

 

Be Sociable, Share!
  1. Juana Mari dice:

    Con temperatura agradable (humana) y opiniones y datos y retratos de escritores y poetas y cuadros y la selva de Rousseau, y espíritus en finas copas de cristal, cordialidad y amenidad, pues cómo no. Gracias!

  2. Aurora dice:

    Como los Salones culturales de antaño, éste se enriquece con opiniones y aportaciones de gente estupenda. Gracias a todos!

  3. Ángela dice:

    Pues este sistema de recordar y actualizar los temas navideños del Salón es muy acertaedo, oportuno y agradable. Gracias!