ENTRE EL SÁBADO Y EL DOMINGO

Posted: 13th enero 2013 by Aurora in Crítica
Tags:

Entre el sábado y el domingo me asomé al Salón; eran las dos y veinte de la madrugada y había dos visitantes. A esas horas, la cosa me extrañó un poco, porque no hay debates, no queda nada de picoteo, la luz baja automáticamente y se lee mal entre las sombras. Las flores de estación en los jarrones  agachan la cabeza porque ya no son horas. Las vitrinas que guardan las botellas de licor siempre están abiertas, eso sí, y renuevan el aire. Bajé, por si había algo que yo pudiera hacer. Entre la vegetación fantástica de uno de los cuadros de Henry Rousseau que cuelgan en las paredes, nunca diré de qué cuadro se trata, tengo yo unas ramas tupidas que me cubren si lo considero necesario. Los pájaros y animales fieros que anidan en él ya me conocen y no me delatan. A veces, incluso ni se despiertan cuando llego. Al fondo del salón, casi entre sombras, vi a mis dos visitantes con vestimentas que parecían estrambóticas, y quizá sólo fueran difusas por la distancia y la poca luz. Oía yo el dejar la copa sobre el mármol de la mesa. Las copas, repetidas veces. Oía murmullos. Hasta entonces no sabía yo si se trataba de hombres o de mujeres. Oía el golpe más recio del dejar la botella sobre la mesa. Y empezaron a cantar. Eran hombres. Cantaban canciones que yo había aprendido en cierto momento de mi vida, canciones de la costa croata:

El texto completo se puede leer en el libro de Aurora Palacios publicado en Amazon ‘En el salón del siglo XXI’.

zp8497586rq
Be Sociable, Share!
  1. pablo dice:

    Original. Me gusta.Europa no es sólo la parte occidental.