HACIA EL PASADO CON AMOR (CORTÉS)

Posted: 18th enero 2015 by Aurora in Literatura
Tags:

El paradigma que ofrece el amor cortés se puede diseñar en pocas palabras: ellos luchan por el amor de «ella»: pero, esta misma lucha haría que el amor saliera a la plaza pública y fuera conocido, lo que ella de ninguna manera puede tolerar. Porque, el sólo hecho de que su nombre vaya de boca en boca puede traer la sospecha de una sombra de ilegitimidad o excesiva complacencia en el amor. Y por tanto, la situación roza ya el frágil cristal del HONOR. Lo que es suficiente motivo para que ellos deban sacrificarse. (Y callarse y renunciar. Suicidarse. Etc.)

Las relaciones se mantienen mediante cartas, que sustituyen al diálogo y requieren mediador, que va a ser el-la tercer@. De este tipo se han agotado los ejemplos: desde la Trotaconventos del Arcipreste y la Celestina de Rojas, hasta el barbero, el clérigo o la dama de compañía. Esto, no es que permita, es que obliga a unos monólogos alternados que no hacen avanzar la situación; crece la desesperación porque el amor es imposible de principio a final.

Lo interesante es que las alabanzas que el amante  vierte en las cartas como realidad-idealidad, que son alabanzas hiperbólicas para justificar su locura de amor, eran muy mal vistas por la autoridad eclesial; el PODER en suma hasta llegar a padres y maridos. Porque la mujer no debía se ennoblecida, enaltecida ni alabada ni halagada, para dejarla en su sitio natural -ahí-a-ba-jo.

Y de ahí las palabras de Juan Luis VIVES: «Se me acusa de tratar a las mujeres con demasiada aspereza. Qué cosa hay más desmandada y sin riendas que una mujer? Si les aflojares un poco ya no tendrían moderación ni mesura»

 

La novela sentimental se vale de la pasión amorosa sin esperanza, en la que se consume el amante debido a los desdenes de la amada como tema único, el cual arranca de la especial sensibilidad de la Edad Media con sus caballeros, leales amadores  casi siempre rechazados.

Es pura propaganda al servicio del orden establecidos, porque la muer NO DEBÍA aceptar requerimientos amorosos por libre, porque DEBÍA casarse con quien su padre decidiera, lo amara o no. Era la ley no escrita en beneficio de la economía  y las alianzas familiares decididas por los progenitores.

 

Pero la realidad nunca es una. Damas había en la Corete, casquivanas si podían permitírselo. Así, Diego de San Pedro (finales del XV) puede escribir estas coplas y se supone que con cierta dosis de realismo:

PORQUE DIO UNA CARTA DE AMORES EN VN GUANTE A VNA DAMA

Y ELLA DE DESMBUELTA LA MOSTRO A VNOS CAUALLEROS QUE LA SERUIAN

PORQUE BURLASEN DEL Y EL SUPOLO Y EMBIOLE ESTAS COPLAS:

Dama tan poco constante/s tan mucho desigual/ espantéme con el guante

cuando vi seso caustral/ en rostro tan obseuante.

Y avnque el guante estaba sano;/ fue la causa dél tan rota/ que por correrme temprano

anduuo de mano en mano/ como si fuera pelota.

Callan semejantes cosas/ las que son buenas enteras,

pero las que son mañosas/ diciendo las cautelosas/ descubren las verdaderas.

E pues así desconocen/ vuestras obras cuando prenden/ con vuestro seso retocen,

porque a mí no me conoscen/ sino aquellos que m’entienden.

 

Este delicioso castellano y estos inocentones conceptos podrían ser leídos por las damas y algunos pajecillos, y quizá por algunos cabaleros en lo secreto de sus cámaras en la Corte de Isabel Primera de Castilla.

((PODRÍA INTERPETARSE ALGO ASÍ: Mujer de contrastes: poca inteligencia en un rostro interesante. El guante no estaba roto, pero por su causa se burlaron de mí, rompieron mi fama. Las cosas interesantes, positivas, no son motivo de conversación. Las que dañan, sí. No me importa, sólo me interesan las opiniones de quienes bien me conocen))

 

Y de Jorge Manrique, coetáneo del anterior, podemos paladear este curioso galimatías ( y otros muchos que forman la base de la poesía conceptista del quince) Imaginémoslo entre baile de saltitos y reverencias, y estocada y reyerta y batalla más batalla, escribiendo lánguido o enardecido, se supone que con mano firme:

DIZIENDO QUE COSA ES AMOR

Es amor fuerça tan fuerte/ que fuerça toda razón,

una fuerça de tal suerte/ que todo seso convierte/ en su fuerça y afición,

una porfía forçosa/ que no se puede vencer,

cuya fuerça porfiosa/ hacemos más poderosa

queriéndonos defender.

ETÇ

ETÇ

 

-Esto refresca un poco el panorama.- dice la Periodista Comprometida- A que sí.

-Pues sí.- Le brillan los ojos. Hay que conocerla, siente curiosidad por todo

Be Sociable, Share!
  1. Mikel dice:

    Interesante. Este tipo de Historia es el que me habría gustado estudiar, además de las batallas gloriosas y la vida de los reyes. Señores historiadores, ya sabemos cómo vivían los reyes, los nobles, el clero, …..pero….¿cómo vivía el pueblo, es decir la mayoría de la gente?

  2. Aingeru dice:

    Interesante como todos, más que algunos. Satisfactorios todos. Un placer

  3. Richard dice:

    Le faltó a la serie ISABEL un ambiente doméstico-cultural que habría podido redondear la vida de familia, con La Latina y demás damas cultas que hicieron de las princesas buenas reinas mientras la enfermedad no desgració a alguna