INTERMEDIO

Posted: 3rd septiembre 2013 by Aurora in Literatura

INTERMEDIO

 

 

 

Tú vives siempre en tus actos. Con la punta de tus dedos

pulsas el mundo, le arrancas auroras, triunfos, alegrías: es tu música.

La vida es lo que tú tocas.

De tus ojos, sólo de ellos, sale la luz que te guía los pasos.

Andas por lo que ves. Nada más.

Y si una duda te hace señas a diez mil kilómetros,

lo dejas todo, te arrojas sobre proas, sobre alas,

estás ya allí; con los besos, con los dientes la desgarras:

ya no es duda.

…….

Y nunca te equivocaste, más que una vez, una noche

que te encaprichó una sombra -la única que te ha gustado-.

Una sombra parecía. Y la quisiste abrazar.

Y era yo.

….

Espectros, sombras, sueños, amores de otra vez,

de mí compadecidos, quieren venir conmigo, van a darme la mano.

Pero notan de pronto que yo llevo estrechada, cálida, viva, tierna,

la forma de una mano palpitando en la mía.

La que tú me tendiste al decir: “No te vayas”.

 

Se van, se marchan ellos, los espectros, las sombras,

atónitos de ver que no me han dejado solo.

Y entonces, la alta noche, la oscuridad, el frío,

engañados también, me vienen a besar.

No pueden; otro beso se interpone en mis labios.

No se marcha de allí, no se irá. Es el que me diste, mirándome a los ojos

cuando yo me marchaba,

diciendo: “No te vayas”.

….

¡Y qué trajín, ir, venir, con el amor en volandas,

de los cuerpos a las sombras, de lo imposible a los labios,

sin parar, sin saber nunca si es alma de carne o sombra de cuerpo

lo que besamos, si es algo. ¡Temblando de dar cariño a la nada!

 

 

Del libro La voz a ti debida   (1933) de Pedro Salinas  (1891-1951

 

Be Sociable, Share!
  1. Ana dice:

    » Y que estaba detrás, despacio, madurándose, al compás de esa ansia que lo pedía en vano, la gran delicia: el sí»
    Salinas era, o es, el poeta de lo implícito

  2. Aurora dice:

    «Concebido como un solo poema continuo, relata y analiza el itinerario de una experiencia amorosa-carnal, concreta, real desde su inicio, el desvelamiento de su amor y su goce hasta la separación y la pérdida. Un itinerario de amor que ha abierto las puertas al absoluto y que, al hacerlo, desestima en su final el victimismo, la tragedia o la desesperación».