NICARAGUA, NICARAGÜITA

Posted: 16th febrero 2020 by Aurora in Literatura
Tags:

NICARAGUA, NICARAGÜITA

 

 

–Volcanes Xolotlán y Cocibolca. Océanos. Y lagos y lagunas. Islas del Maíz, Isletas de Granada.

–“Un mediodía/ la isla quema. Arde el escollo/ y el azul fuego envía./ Es la isla del Cardón, en Nicaragua./ Pienso en Grecia, en Morea o en Zacinto./ Pues al brillo del cielo y al cariño del agua/ se alza enfrente una tropical Corinto”. Escribió Rubén.

–Oyes una descripción siquiera somera, de este territorio centroamericano, con o sin fronteras, y podrías pensar: el paraíso. Naturaleza lujuriosa: extiendes la mano y comes: paz. El paraíso.

–“Si pequeña es la patria, uno grande la sueña”.- dijo Rubén Darío– O lo que viene a ser lo mismo: si no es pacifica, ése es el sueño que hay que alcanzar.

–Ya, Palka, se te ve venir: a la historia por la poesía. Este asunto, o mejor, tema, tiene ese objetivo, sí o no.

–Tú lo has dicho, y que no suene superficial: por la poesía a la empatía. Es el objetivo, sí. Pero, yo siento pudor de empezar con Darío porque, quién puede resistir la comparación con él? Lo dejamos como espejo, y velamos el espejo para que otros y otras puedan hacerse ver y oír.

— Lo colocamos al final, el espejo, de espaldas para que refleje el reflejo.

–Hay tres poetas, llamados “Los tres grandes”, y vamos a empezar con el mayor, como siempre hacemos, no importa si era cura: Azarías Pallais nace en 1884 en León, donde casi nace también Darío. Y dice así: Noticias buenas y malas/ Siempre la tragi-comedia./ Libres. Esclavos. Paz. Balas./ Modernismo y Edad Media./ Y bárbaros, sobre todo./ La barbarie nunca falta./El hombre, fiera, sin modo/ sobre sus víctimas, salta./ Sus víctimas! No, no podrías,/ arrojadas, en las eras/ de las tiranías./ Nerón. Calles. Y tus labios/ manchados por este nombre./Homo sapiens de los sabios,/ homo lupus es el hombre sin Jesús./ Y punto y coma./ Lindbergh vuela, vuela, vuela./ Yanquilandia, mitad Roma/ mitad Cartago, vela./ De tanto velar se enreda./ Y aunque no se ve el camino,/ todos pasan, sólo queda/ indeclinable Sandino./ Por sus pequeños hermanos./ Dios se lo pague! Sandino/ protesta con las dos manos/ alzadas. Será molino/ de viento, como los otros?/ Será juego del interés?/ Y que relinchen los potros?/ Y que hablemos en inglés?

–De qué me suena Sandino?

–Mujer, es héroe nacional. “General de hombres libres” lo llaman en su tierra. Guerrillero frente al ejército de ocupación yanqui en la primera mitad del siglo XX. Los yanquis colocan en el poder a Somoza y se van. Se van pero se quedan. Y Somoza. Somoza está. Muertito a traición por las fuerzas de Somoza. Ilegítimo de terrateniente e India, Sandino, qué podía ser, sino libertario? Sembró semilla, buena semilla. Pero luego, el fruto se maladó.

— Un poco después, en 1893 nace, también en León: qué tendrá León, me escalofrío.

— Allí está enterrado Rubén Darío.

Eso será; allí nace Salomón de la SelvaRecordad que estamos con “Los Tres Grandes”. Este es un curioso poema-panfleto que viene al final redondeado por otro del que ya os enteraréis, otro poema. En fin, que me lio por avanzar. Empiezo:

“La independencia fue para que hubiese pueblo,/ no mugrosa plebe:/ hombres, no borregos de desfiles;/ para que hubiese ciudadanos;/ para que júbilo goce la infancia/ en decencia de hogares sin miserias;/ para que abunden los jardines de recreo/ infantil/ y los juguetes/ y,/ mejores que las flores,/ y más bulliciosos que los pájaros,/ más dulces que las frutas,/ crezcan los niños y maduren/ en salud y alegría que el Estado ampare/ y el buen gobernante garantice,/ porque la Patria, antes que todo, es madre.

–Y en esta dictadura de Somoza, aparece, como un relámpago, un poeta popular: Rigoberto López, que se hace inmolar, porque está convencido de que, después de matar al tirano, caerá él. Y deja escrito un poema que enlaza, por lo popular, con estos anhelos del culto Salomón de la Selva, con la idea inexorable de la patria con mayúsculas. Madre con mayúsculas

Dónde nace Rigoberto?

–Nace en 1929, en León.

–No!

–Y escribe esta “Confesión de un soldado”:

“ Una bala me ha alcanzado./ He caído al suelo con una oración,/ estoy solo y abandonado,/ en el suelo hago esta confesión./ Es Nicaragua mi patria querida,/ es Nicaragua mi gran nación,/ es por ella que sangra mi herida,/ que sangra la herida de mi corazón./ Por ti seguiré peleando/ defendiéndola de ciudad en ciudad,/ hasta ver en tu cielo brillando/ brillando el sol de la libertad./ Las fuerzas me fallan, me siento morir./ Adiós, oh patria mía,/ bajo tu seno yo quiero sentir/ que tu sol calienta mi tumba fría./ Ya que Dios ha dispuesto/ que hasta aquí te haya servido,/ otro hombre ocupará mi puesto/ hasta dejar al enemigo vencido.

— Este sentimiento de patria siempre me conmueve; a mí, que no reconozco, que repudio, más bien, las fronteras.- dice la Escritora.

— El tercero de “Los Grandes” viene a ser Alfonso Cortés Bendaña, que nace en 1893. Adivinen dónde nace.

-Imposible. En León, no.

–Nace en León, no es por llevar la contraria, consulten por las bibliotecas, como hago yo. Y, tiene una particularidad: Muy joven entró en la dolorosa enfermedad que es la esquizofrenia.

–Perdidito, como Hölderlin. Y, seguro que siguió escribiendo, como Hölderlin.

–Sí, por eso sólo hay pensamiento en este poema, seguramente; no hay patria, no hay tú; hay una sensibilidad extrema:

“ La sombra azul y vasta es un perpetuo vuelo/ que estremece el inmóvil movimiento del cielo;/ la distancia es silencio, la visión es sonido;/ el alma se nos vuelve como un místico oído/ en que tienen las formas propia sonoridad:/ luz antigua en sollozos estremecen el Abismo,/ y el Silencio Nocturno se levanta en sí mismo./ Los violines del éter pulsan su claridad.

— Le dejamos descansar. Y eso que tiene poemas bellísimos. Otro día, quizá, compongamos algo. Ahora damos paso a las mujeres, a representación de mujeres poetas nicaragüenses. Mariana Sansón Argüello nace, ya, en mil novecientos dieciocho.

–Una curiosidad: dónde nace, no será en León?

–Bingo!

–Pero, por qué, por qué!?

–Habrá que investigar. Lo dejamos para otro día. Pues esta señora viene con unos poemas cortos, sensacionistas, oníricos; desde luego no circula por la realidad real, son anotaciones curiosas, originales, de lo que ve o de lo que imagina. Empiezo:

“Adónde voy, si no tengo sandalias?/ Vi el pie,/ salía de la roca./ La cabeza de luz distante/ y los ojos quebrados/ en el suelo./ Manantial del caminante:/ dónde espera la sed?

–“Cuando Dios estaba/ doblando el cielo,/ para guardarlo, los ángeles/ayudaron de prisa./ Les estaba cansando/ sostenerlo.

–“La obligación de ser espíritu/ me convierte en el centinela/ de mi ser. Me desvelo pensando:/ si puedo tocar el cielo./ aunque mis pies duelen el camino.

Vidaluz Meneses nace en el mismo año que mi madre, en mil novecientos cuarenta y cuatro.

–Ya no quiero preguntar dónde.

–Tranquila; su señora madre estaba en Matagalpa en aquellos momentos.

–Por qué?

— Dónde, y por qué, y cuándo y cómo, son preguntas imprescindibles para hacerse con el conocimiento; te felicito, sigue así.- A veces, Palka tiene una condescendencia no del todo inocente, pero casi no se le nota- Pues, también esta señora viene con poemas cortitos y de mucha enjundia. Empiezo, al final me decís qué título le pondríais:

“Alguna noche insomne,/ sentada al borde de la cama/ los pies en mullidas zapatillas/ y la tristeza enroscando/ como un gato su cola en mis tobillos./ Contemplo su tranquilo descanso,/ su confiado sueño,/ como si aún flotaran/ en la acuosa seguridad de mis entrañas.

— “¿Maternidad”?

— Muy agudo.

— “Analiza tu vida/ que ya está programada./ A lo mejor, ya vieja, las canas te pesen/ y te hagan bajar la cabeza/ porque tu herencia será lastre,/ y tus descendientes/ indefensos insectos adheridos.

Ana Ilce Gómez nace un año después. Tranquila, nace en Masaya, no preguntes por qué esta vez Y con el poema que nos trae, nos hace reflexionar sobre su reflexión; luego lo comentamos:

“ La muerte no es una mujer/ con el cráneo pelado/ y una corva guadaña/ entre las manos./ La muerte es un hombre que galopa/entre las noches que columpian el insomnio./ Es un varón disfrazado de oscura damisela./ Tiene una rosa en las manos/ y un cordel para colmar el cuello./ Alguien, un día, dibujó a la muerte/ con rostro de doncella./ Pero ella es él,/ pálido, abyecto,/ que en la noche se llega hasta mi sueño./ Y como un perro fiel/ me hace aspirar su aliento de témpano/ y misterio/ y con fría insistencia se me acerca/ y me lame los pies.

— Una mujer claramente feminista, luchadora; muy luchadora, fue.

–Y ahora, todos esperamos el prometido broche de oro, el espejo que íbamos a colgar para que reflejara el reflejo de los otros.

Rubén piensa en sublime y se expresa rimando, si quiere. Rubén es poesía, no es que haga poesía. Rubén es inmenso como la misma poesía. Rubén es el que cae en el millar, o en el millón. Yo no puedo seleccionar: no se puede hacer un ramo con una sola flor. A Rubén hay que beberlo, y lamerlo y pensarlo:

“Yo persigo una forma que no encuentra mi estilo,/ botón de pensamiento que busca ser la rosa;/ se anuncia con un beso que en mis labios se posa/ al abrazo imposible de la Venus de Milo”. Y no sigo. Rubén no es para transmitido; que cada cual vaya y lo lea.

Azul … fue su primer libro. El azul era el color del Modernismo.

 

Be Sociable, Share!