NIÑ@ INDIVIDUO–NIÑ@ MASA

Posted: 1st septiembre 2017 by Aurora in Crítica
Tags:

NIÑ@ INDIVIDUO –- NIÑ@ MASA

 

El Redactor gestiona los mensajes de voz de El Salón: + 34 63 35 923 21

 

_Qué ganas tenía yo de proponer este tema que me viene machacando desde hace años; lo llamo PEDAGOGÍA DE LA RESPONSABILIDAD.- nos dice Malena Rajzner con su vehemencia porteña o así. Y nos enseña unos papeles desordenados, o aparentemente desparejados, que saca de una bolsa de plástico blanca con asas, de las de la compra. Es que ella va a lo profundo de las cosas y no da importancia a lo aparente.- Qué quieren, me dedico a la enseñanza por convencimiento, y sin preferencias de edad; y por lo tanto tengo que observar y observarme, y es lo que venimos a llamar últimamente “evaluación continua”, que viene a ser como tomarnos el pulso cada mañana, y la temperatura y la tensión. Por mis orígenes, que ustedes conocen, soy propensa a la ira controlada; la controlo, o eso creo, con estos mini-ensayos que casi siempre acaban en publicaciones especializadas. Ustedes me dirán su opinión y podremos dialogar al final: sí/no; sí es sí/ no es no incluso todo lo contrario: mi capacidad de diálogo no tiene fin; al menos hasta la fecha. Pues, quiero traer dos aspectos, o dos vertientes de la pedagogía; una: observo al niño; dos: machaco al niño. Como principio, traigo a dos pedagogos que nunca debieron dejar de estar vigentes: María MONTESSORI y Ovidio DECROLY; hay más, pero traigo a estos dos por razones que luego diré. Y adelanto una cuestión: acaso debemos olvidar que el árbol se sustenta por sus raíces? Quiero decir: aunque estos pedagogos hayan nacido allá, a finales del siglo XIX, ni borrachos tendríamos que olvidar sus métodos y sus propuestas; yo os juro que no hay métodos ni propuestas mejores después de ellos. No las hay, en mi opinión:

María MONTESSORI, primera que traigo aquí, no porque sea mujer, sino porque nace un año antes que Decroly. Es una mujer que se doctora en medicina con  veinticuatro años, en 1894; una mujer!, qué me dicen, podían hacerlo, las mujeres podían! Pues, fue psiquiatra, pedagoga, antropóloga, bióloga; feminista y lógicamente humanista. Y empieza a trabajar con niños deficientes recogidos en hospicio. Y tirando del ovillo, se da cuenta, de que el problema de base, de raíz, de esos niños recogidos por la caridad institucional, es un problema de raíz moral. O de degradación de la sociedad, visto por otro lado. Y propone, entonces, un método de educación moral. Y piensa, porque sigue tirando del hilo, piensa que con sus ideas y propuestas, si fueran aplicadas también a los niños sin problemas, se llegaría a la regeneración de la humanidad. Es lógico, si pensamos que la educación debería tender a procurar que los humanos cada vez fueran mejores, en bien de la raza y del universo en que vive esta raza. Si no, para qué, la educación? No me digan que para ganar más dinero porque me desalman. No que me quiten las armas  en chino: me quitarían el alma.

Sus puntales van a ser la libertad y la disciplina activa. Y ahora recuerdo algo que proponía Aristóteles: Instrucción mental sin educación cordial, no sirve, venía a decir; no es educación en absoluto. Pero, no olvidemos que los sentimientos que queremos decir que están en el corazón, en realidad están en el cerebro, en la mente.

– “Todo está en el cerebro”, dice Punset.

– Pues eso. El método de Montessori se presenta como de rigurosa aplicación biológica; es decir: “no es mero aprendizaje rutinario de conceptos más o menos ilustrados en los libros”. Es preciso estudiar, conocer al educando teniendo como base la psicología y la antropología, además de la higiene, es decir la medicina básica.

COMO IDEOLOGÍA:

La educación es más DESARROLLO QUE ADAPTACION; y aquí se aprecia el profundo respeto que el educando le merece, y dice: “No debemos ahogar ni forzar sus misteriosas energías, sino esperar sus manifestaciones sucesivas”. Es decir, el individuo de 3 a 14 años sujeto primero de su planteamiento, tiene que vivir en libertad (respeto) para lograr un desarrollo pleno de la personalidad cuyos gérmenes YA trae a la vida; es decir: no nos hacen el carácter, básicamente ya lo traemos hecho, y tener esto en cuenta ya supone un profundo respeto por la espontaneidad del alumno: la persona que educa no hace la personalidad del menor, la conduce; en el bien entendido de que considera legítima la reprensión de los actos que considera nocivos, “pues los actos inútiles o perjudiciales deben ser sofocados y destruidos”, y ésta sería la educación para el AUTOCONTROL en favor de uno mismo y de los demás: autocontrol igual a autodisciplina igual a saber gestionar la propia individualidad y la propia libertad, que sería la disciplina activa frente a la disciplina pasiva impuesta desde arriba, la cual  sofoca con normas y credos, premios y castigos, la espontaneidad del niño, y, a la larga, la CAPACIDAD CRÍTICA del individuo. Y esto es muy grave.

Tenemos entonces Libertad igual a “actividad que contribuye a la formación de la INDIVIDUALIDAD”.

Y ya hemos llegado al punto clave de todo sistema educativo: hacemos niños- individuo o hacemos niños- masa que serán adultos- masa acrítica.

Por eso, el método Montessori, en vez de lecciones colectivas y resultados colectivos, exige la enseñanza individualizada.

Hay críticas, precisamente, al material didáctico que propone Montessori, pero no quitan importancia a lo fundamental de su método, que es el profundo respeto que esta pedagoga-psicóloga-bióloga-antropóloga siente por el desarrollo en libertad, con las mínimas constricciones de la personalidad del individuo desde la más tierna infancia.

Si este individuo es tratado con respeto a su propio desarrollo, tendremos individuos libres, críticos y respetuosos, positivos para el grupo. Es lo fundamental en pedagogía: la formación de la personalidad, y aquí vuelvo a meter a Aristóteles: mente y corazón a la vez, como querían los románticos, mira: mente y corazón: intelecto y sentimiento al cincuenta por ciento frente a la Ilustración y la importancia máxima dada a la diosa Razón. Desde el inicio de la orientación hacia la vida, “el gobierno del niño por el niño” es el mejor método, y para dominarlo hay que enseñar al niño a ir conociéndose a sí mismo; a ir explorando sus posibilidades en relación al mundo. Que nadie confunda esto con dejar que el niño haga su santísima voluntad; el autocontrol que el niño necesita ir aprendiendo requiere de una actividad continua, respetuosa y apacible por parte de los adultos.

-Qué escalofrío produce el pensar en sistemas de enseñanza-educación en los que, precisamente, se tiende a la manipulación de los individuos a través de métodos y orientaciones falseadas de la realidad

– A eso vamos. Y el segundo médico pedagogo que traigo, Decroly, está en la misma línea de Montessori.

Miren qué curioso: María Montessori, italiana, nace en l870. Ovidio Decroly, belga, nace en 1871; ambos doctores en medicina, pedagogos etc. y siguiendo las mismas líneas, o los mismos antecedentes: Pestalozzi, Froebel, Seguine, Itart y otros buenos cerebros que había en la época. Sin olvida al padre Freud. Estas coincidencias, a mí, me excitan; parecen predestinados, porque Decroly también empieza su carrera profesional atendiendo manicomios, y es profesor de psicología infantil. En 1901 funda el INSTITUTO DE ENSEÑANZA ESPECIAL PARA RETRASADOS Y ANORMALES y elabora pedagogía apropiada, es decir: crea, no utiliza métodos ya sancionados por el uso; se adapta a cada caso, y eso es lo que hay que hacer siempre: tratamiento-enseñanza-educación individualizada.

Como MONTESSORI, concede mucha importancia a la MORAL, pero no como noción religiosa propiamente dicha sino como formación de hábitos saludables de conducta para el individuo y para el grupo social. Lo que llamaríamos ahora buena educación o quizá más apropiadamente ÉTICA. Y dice: “La sociedad tiene el deber de poner al niño en las mejores condiciones posibles para educarse”. No confundir con instruirse, confusión peligrosa que se da ahora con profusión, porque al instruir podemos educar, vale; o no. Y podemos educar acertada o desacertadamente, mientras damos nociones de geografía o de lo que toque.

Entonces, es necesario ir conociendo al individuo sujeto de educación-instrucción, y hay que permitir a este sujeto que vaya él mismo conociéndose. Y de tratar a niños con problemas psíquicos pasará a tratar con niños sin problemas manifiestos.

IDEOLOGÍA PSICOPEDAGÓGICA:

Se ocupa de las diversas influencias que actúan sobre el desarrollo, respeta los derechos del niño; admite la individualización de la enseñanza (programas y métodos) y se basa en la psicología. La psicogénesis nos muestra de un modo perentorio que no todos los niños pueden ser parecidos, por consiguiente, es necesario INDIVIDUALIZAR la enseñanza, es decir individualizar los programas y los métodos”. Y no sólo individualización de programas y métodos sino respeto ante la comprensión y la adquisición de los conceptos: respetar formas y respetar tiempos de asimilación de cada niño-individuo. Toda lección comprenderá ejercicios en que los niños podrán afirmar su carácter personal, por tanto habrá realizaciones diferentes de cada individuo, algo que pide también sistemas de evaluación muy diferente a las globales e impersonales que se dan hoy.

 

MÉTODO DE ASOCIACIÓN DE IDEAS

“Educar instruyendo es organizar en cada alum@ determinadas tendencias naturales, permitir que se manifiesten y orientarlas; es enseñar a asociar las unas con las otras, método del que forma parte la lectura comprensiva. El sistema de asociaciones será tanto más rico cuantas más asociaciones del individuo con el mundo exterior se completen”, dice William James.

Sobre estas asociaciones se basa el método Decroly; mejor y más apropiado que el concepto  “Centros de interés” por el que se le conoció durante cierto tiempo.

Por tanto, como en Montessori, vemos que el interés de la propuesta de Decroly se fundamenta en los PROCEDIMIENTOS METODOLÓGICOS a partir de un detenido análisis psicopedagógico.

PARENTESCO CON LAS LINEAS TRANSVERSALES

El método de ASOCIACIÓN DE IDEAS, que va de los más próximo a lo más general, tiene algo que ver con las líneas adicionales o trasversales, es como abrir un abanico; pero en Decroly se da con una lógica de peso: en la ampliación de los centros de interés no pierde de vista el origen del motivo, por ejemplo: a partir del DESAYUNO: poner la mesa (socialización porque pones la mesa para ti y para otros), origen de la leche; el mundo de las vacas, conservación de los prados, el efecto de la lluvia y del sol, alimentos vegetales y animales, alimentación apropiada. VESTIDOS: coser un botón (socialización, porque puedes coserlo para ti o para otros), tipo de vestido apropiado para cada estación, meteorología, trabajos propios de cada estación, calefacciones, casas ricas y casas pobres……No son todavía las líneas trasversales pero abre el camino. En el bien entendido de que el método de asociación de ideas no es algo que la persona docente da en cápsulas, sino que es, simplemente, el guión básico para que la persona aprendiente genere por sí misma sus centros de interés a partir de la primera propuesta, (se le puede ayudar). De esta forma, el alumnado genera sus propios intereses a partir de la observación y de sus propios juicios y ritmos. Y de sus lecturas.

La importancia, también, de los sentidos (observación, sensibilidad) en el aprendizaje hacia el reconocimiento de la memoria, porque a través de los sentidos, y de los sentimientos, llega mucha información a la mente.

Valdría la pena actualizar esta ideología del respeto por el alumnado a partir del reconocimiento de su cualidad humana: los niños no deben ser amaestrados si queremos una sociedad adulta, crítica y de individuos libres y sanos mentalmente.

LOS ACTUALES NIÑOS–ESPONJA—NIÑOS–MASA: dos factores negativos en la instrucción– educación actual.

A– La ley de la competitividad, las derivas de una política deshumanizada atenta tan sólo a complacer al capital y al poder que cambia de color, y otros factores sociales, están promoviendo un trato pedagógico absolutamente nocivo para el desarrollo cognitivo y para la formación armoniosa de la personalidad.

B– Se da información en aluviones que l@s niñ@s no pueden absorber. Las líneas trasversales en un libro de lengua castellana ocupan más espacio que el propio para esa lengua, y finalmente l@s aprendientes no saben qué tienen que trasladar a la memoria y retenerlo allí para encontrarlo cuando lo tenga que buscar: si los adverbios de modo o los viajes del cometa Haley. No tiene sentido, no se respeta el primer motivo de la necesaria asociación. La profusión de ilustraciones sobre cualquier noción que nada tiene que ver con la Lengua, impide la concentración en el texto sobre el uso de las preposiciones, pongo por caso. La inmensa cantidad de información que hay en el mundo adulto, no tiene por qué ser vertida a los niños de primaria ni siquiera de secundaria. Los niños no son esponjas, e incluso, las esponjas se saturan y no absorben más: es lo que ocurre con el alumnado: a los estudiantes les suenan muchas cosas pero no saben ninguna; flaco favor se les hace, eso no es respetar al alumno, eso es hacer futuros adultos incultos, acríticos y desconocedores de sí mismos. “La cuestión está en que la capacidad receptiva del niño es limitada en volumen, en calidad y en tiempo”, escribía Ortega y Gasset, (y limitada en comprensión, por lo tanto).

— Hace poco ofrecí a una preadolescente un libro de lecturas, y me dijo que no tenía tiempo para leer. Enumeró sus obligaciones desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche, y, era verdad, no tenía tiempo para leer. Tampoco para repasar las materias que había visto en el colegio durante el día. Eso quedaba para la víspera del examen. Su madre y su padre, presentes, asentían satisfechos: “Sí, hace muchas extraescolares”. No tiene sentido.

– Si acumulan tantas experiencias antes de los diez o doce años, yo concluyo que los niños de hoy están creciendo contra sí mismos.

-Terrible.- dice Rajzner

 

DOS FACTORES NEGATIVOS para el niño-individuo, favorables para el niño-masa

Si de LA METODOLOGÍA son responsables los políticos y los docentes, sobre todo los docentes por permitir que los políticos metan baza donde no deben ni saben,

los padres son los responsables de creer y usar y abusar del negocio privado de las extraescolares, perfectamente legítimo por otra parte. Qué les pasa a tantos padres que se angustiarían si vieran a sus hijos menores “perdiendo el tiempo en casa”. Es decir, niegan a sus criaturas tiempo para estudiar, leer, jugar, interrogarse sobre su existencia, buscar rincones y hacerlos favoritos y verlos vivir en ellos; ritualizar gestos si eso es importante para su desarrollo. Es decir, ver niños que gestionan su tiempo y su libertad en su hogar, donde tienen entidad propia; no como en las aulas donde cada uno es uno más; es en el hogar donde se modela la personalidad individualizada. Y, por otra parte, se niegan a sí mismos, padres, el deber y el derecho de educar, precisamente, de guiar para que sus hijos aprendan a utilizar el tiempo y a hacerse en el tiempo. Para educar, es preciso convivir en el tiempo.

Entonces, programan extraescolares tantas como quepan desde la salida del colegio (merienda rápida caminando por la acera hacia otro “colegio”) hasta la hora de la cena. Tengamos en cuenta esta larga jornada de 12-13 horas recibiendo órdenes y moviéndose al ritmo que les marcan: clases, clases, clases. “Pero si es triatlón, o natación o baile moderno o clásico; es divertido, no tienen que estudiar!” (dicho antes o después del solfeo o el inglés o el teatro o el canto coral etc.) Qué cansancio físico y psíquico no tendrán cuando, por fin, les permiten ir a la cama. Ningún adulto lo soportaría. Y, por otra parte, de todo ese aluvión de actividades, qué habrán aprendido, realmente? Y otra cosa: un adulto que ha de ir a su gimnasio, o a clase de equitación o de ebanistería o de lo que sea, si le duele el estómago decide que no va; a un niño no se le permite no querer ir, “porque ya está todo pagado y a mí no me tomas el pelo”. Muy malito tiene que estar. Ah, y en las mañanas de los sábados hay cursillos, si bien se mira; y en los domingos, muy a menudo, exhibición de bailes aprendidos durante la semana o fiestas patronales; hay subidas al monte con la familia o el grupo de ballet. Actividades para las que, lógicamente, también hay que madrugar. Y así, a todo lo largo y ancho del curso. Ah, y durante las vacaciones también hay cursillos: esky, natación, buceo, equitación, rafting, surfing, baloncesting, adonde los niños no es que vayan, es que SON ENVIADOS.

–Presentado como una esclavitud moderna.

–Lo que a ti te parezca. Siempre podrán decir que es beneficio para los niños.

Fíjense: si estos grandes pedagogos-médicos-psicólogos etc. pensaron y pensaron y crearon métodos de enseñanza-educación siempre a favor del respeto por los tiempos de aprendizaje de los niños, y según los intereses que los propios niños van descubriendo por sí mismos y que serán las aptitudes y cualidades propias de cada un@,

a los padres quién los prepara, los orienta, los examina, para que sepan conseguir que  el niño individuo pueda ser conocedor de sí mismo y buen gestor de su libertad; si, para empezar, no le dan ni tiempo.

– Siento escalofríos.

– O, lo que es lo mismo: vaya tiritona.

 

LLUEVE

 

 

Be Sociable, Share!
  1. Milagros dice:

    El pánico al paro que tienen los padres si miran al futuro. El dar oportunidades a los hijos que ven que otros compañeros hacen tantas extraescolares para que no se sientan menos. La influencia de la tele. Pero, es verdad que quienes sufren las angustias de los padres son los menores. En vez de cambiar las tendencias, los niños las sufren

  2. Beatriz Glun dice:

    El caso es de verdad que globalmente considerados los niños actuales tienen muchísima mayor atención y medios para ser felices. Y es cierto que nunca se han visto pataletas y lloros mayores en la calle, retos de niños bien pequeños a los padres, que sucumben ,y mayor número de menores que tienen que acudir a terapia de especialistas en comportamiento.´Algo está fallando de manera muy importante