NO, RIEN DE RIEN

Posted: 1st febrero 2019 by Aurora in Literatura
Tags:

NO, RIEN DE RIEN

 

 

– Para variar el ritmo de lo que traemos últimamente, y el tino, y el tema; y el mobiliario ya, de paso; en fin, que empezamos el año con aires de cambio. Y se nos ha ocurrido traer cuatro canciones de amor de origen diverso. Que no tienen nada que ver entre sí, ya lo veréis al final. Nada que ver. O, sí, bueno, según quién lo mire; ya habrá comentarios.

– Cuánto circunloquio se trae hoy La P.C; qué raro, con lo directa que ella es.

– Ah, acabo de pillar lo de cilcuntoquio- dice Chen Yu Lodeos, es dal lodeos a una idea.

– Pues sí, lista que tú eres! Pero, callemos un poco, que empiezan las canciones. O los poemas, que  no creo que los cante.

– No, rien de rien,/ no, je ne regrette rien,/ ni le bien qu’on m’a fait,/ ni le mal, tout ça m’est bien égal./ No, rien de rien,/ no, je ne regrette rien:/ c’est payé,/ balayé,/ oublié,/ je me fous du passé!/ Avec mes souvenirs/ j’ai allumé le feu,/ mes chagrins, mes plaisirs,/ je n’ai plus besoin d’eux./ Balayer les amours/ avec leurs trémolos,/ balayer pour toujours,/ je repas à zéro./ No, rien de rien,/ no, je ne regrette rien,/ car la vie, car les joies/ aujourd’hui, ça commence avec toi!

No, en absoluto, no lamento nada; ni el bien que me han hecho ni el mal, todo eso ya no me importa, todo está pagado, barrido, olvidado; el pasado ya me importa un bledo. Con mis recuerdos alimento una fogata; ya no tengo necesidad de mis amarguras ni de mis placeres: barrer los amores con sus dudas, barrerlos para siempre: ahora empiezo de cero; no lamento nada porque mi vida, mis alegrías empiezan hoy, contigo.

– Me parecen bien si estos aplausos van para Édith Piaf.- dice La P.C. con la modestia que la caracteriza- Que vivió desde mil novecientos quince hasta mil novecientos sesenta y tres. Todo un personaje de humanidad. Dijo de ella Jean Cocteau: “Nunca he conocido un ser menos avaro de sí mismo: no entregaba su alma, la prodigaba”. No tuvo funeral religioso porque El Vaticano opinó que vivía en pecado público. Era divorciada, había tenido amantes, había sido amante. Uno de los seres humanos más desgraciados y bondadosos del mundo. Podéis volver con los aplausos, todos son pocos.

– Venga, se hace el silencio, respetuoso silencio. A ver ahora, cuál es el segundo poema-canción que nos has preparado; hay impaciencia en el ambiente, se siente, se siente- dice El Redactor.

Yesterday, all my troubles seemed so far away,/ now it looks as though they’re here to stay/ oh, I belive in yesterday/ suddenly/ I’m not half the man used to be/ there’s a shadow hanging over me/ oh, yesterday come suddey/ why she had to go/ I don’t know she wouldn’t say/ I said something wrong/ now I long for yesterday/ yesterday love was such an easy game to play/ now I need a place to hide away/ oh, I belive in yesterday/ why she had to go/ I don’t know she wouldn’t say/ I said something wrong/ now, long for yesterday, love was such an easy game to play/ now I need a place to hide away/ oh, I belive in yesterday

– Mira, yo era un crío, y escuchando esta canción, un día y otro, decidí que quería aprender inglés.

– Qué bonito. Entonces, no la traduzco?

– Bueno, déjame a mí, a ver si no meto mucho el remo y hago un servicio a los que saben menos que yo. Voy: Ayer, todos mis problemas parecían tan lejos,/ ahora es como si estuvieran aquí para quedarse./ Oh, creo en el ayer./ De pronto, no soy ni la mitad de hombre que solía ser,/ hay una sombra que se cierne sobre mí./ Oh, de pronto creo en el ayer./ Por qué tuvo que irse?/ No lo sé, no me lo dijo./ Yo dije algo que no debía./ Ahora anhelo el ayer./ Ayer, el amor era un juego tan fácil,/ ahora necesito un lugar donde esconderme./ Oh, creo en el ayer!

– Culioso. Édith Piaf no quiele ni pensar en el ayel. Y estos Beatles no quielen vivil el momento plesente y sólo quielen pensar en el ayel, con errre!

– Erre de rabia, podría ser?

– Labia china, sí

-Te ha salido el tilo pol la culata, Yu-Yu.

-Venga, dejad a la chica, que harto mérito tiene. Os propongo el tercer poema, avanzando en el tiempo. Os acordáis de Salvador Sobral, un chico portugués que tenía mal de corazón y ganó el premio de Eurovisión del año pasado? Pues, oíd lo que decía:

Se um dia alguém perguntar por mim/ diz que vivir para te amar./ Antes de ti, só existir cansado e sem nada para dar./ Meu bem, ouve as minhas preces./ Peço que regresses, que me voltes a querer./ Eu sei que nâo se ama sorinho./ Talvez, divagarinho, possas voltar a aprender./ Se o teu coraçâo nâo quiser ceder, nâo sentir paixâo,/ nâo quiser sofrer, sem fazer planos do que virá depois,/ o meu coraçâo pode amar pelos dois.

Lo traduzco?

-Siempre es una fineza.

– Si algún día alguien pregunta por mí, diles que viví para amarte. Antes de ti sólo vivía cansado y sin nada que dar. Mi bien, oye mis oraciones. Pido que regreses, que me vuelvas a querer. Yo sé que uno no ama solo, tal vez lentito; que puedas volver a aprender. Si tu corazón no quiere ceder, ni sentir pasión, ni quiere sufrir, si no quiere hacer planes sobre lo que vendrá después, mi corazón puede amar por los dos.

– Me quedo pensando si este chico recela del pasado, o del presente o del futuro.

– Es que le iban a operar a corazón abierto.

– Ya, entonces está dicho todo. Un momento como una pista de patinaje. De todas formas, no sé yo si la letra era de él.

-Hombre, ahora que hablas de patinar, os propongo una canción que pegó muchísimo, pegadiza donde las haya, gritadita comme il faut.

– La anterior era susurrada, me acuerdo; pero que muy susurrada.

– Que me arranco: Bulería, bulería, tan dentro del alma mía/ es la sangre de la tierra en que nací./ Bulería, bulería, más te quiero cada día/ de ti vivo enamorado desde que te vi./ Ven, como loco por la vida/ con el corazón latiendo,/ porque sabe que tú estás./ Ay, vida, que palpita alegría,/ que me embriaga el sentimiento/ con tus besos más y más./ Ay, eres el embrujo de la luna,/ la belleza de una rosa/ y la tibieza del mar./ Ay, eres vino dulce de las uvas/ donde bebo con tus labios/ de la fuente para amar./ Bulería, bulería, tan dentro del alma mía/ es la sangre de la tierra en que nací./ Bulería, bulería, más te quiero cada día,/ de ti vivo enamorado desde que te vi.

La traduzco?

-No, deja, que se hace tarde.

-Si eso, los comentarios para otro día.

 

 

 

Be Sociable, Share!