OBRAS PENDIENTES DE PUBLICACIÓN

Posted: 20th mayo 2013 by Aurora in Obras propias

OBRAS PENDIENTES DE PUBLICACIÓN

A)     El hombre que regalaba……

En cuanto a las fotos que ella misma había ido haciendo, reparó en una que habría visto de pasada al principio, y en la que no había vuelto a reparar: era una caletilla en Trogir; sólo caben cinco barquitas monoplaza, como de juguete. El agua no es azul adriático ni de cualquier otro azul: es transparente y del color de la roca del fondo, o de la luz del sol que la hace brillar. Hizo la foto desde una elevación, algún murete, creía recordar, y a través del follaje de un árbol que arrancaba casi de la misma altura del agua. Se pregunta si ella es la misma persona que hizo la foto a primera hora de la mañana, mientras Angélica roncaba en la habitación compartida; si es la misma persona que ésta que la mira ahora; esta Isabel que recuerda aquella sensación de calma, aquella resistencia que parecían oponer el aire y los colores a ponerse violentos……….

….Volvieron andando hacia casa, los dos, porque Ángel y Carmina vivían lo suficientemente lejos como para que estuviera justificado el uso del coche; y además no vivían en la misma dirección, por lo que no tenía sentido el típico: “Os acercamos si queréis”. Isabel, por esa razón o por otras razones, iba contenta. Stéphane parecía algo aturdido, sin saber si hablar o qué decir o dónde poner las manos o cómo mirarla.

–          Siento mucho que la conversación haya sido tan insistente sobre los problemas de tu país, o de la zona. Quizá haya más curiosidad que pudor.

–          Está muy bien, Isabel; yo comprendo, no pasa nada…..

…………..

–          Has estado mucho tiempo sin salir de tu país.

–          Hace cuatro años estuve tres meses por Suramérica, andando con la mochila de un lado para otro. Y desde entonces no había vuelto a salir. Y sabe, ahora, aquí, me siento tan descansado como para echarme en la acera y dormir, y dormir durante años. Es curioso, ¿verdad?

………….

…… Por aquel entonces, Stéphane quería con verdadero entusiasmo hacerse pronto mayor, para ser Papa de Roma y acabar con todas las guerras en el mundo; porque le habían enseñado a creer que tenía poderes sobrenaturales, el Papa. Un poco más adelante pensó que si tenía poderes sobrenaturales, por qué no había evitado la guerra en su país, antes de que a su familia le cayese encima la casa incendiada por las bombas. Y dejó de pensar en ello, o dejó de tener respeto por el Papa de Roma…..

B)     La sonata de…….

Pensar en un futuro lejano, o incluso a medio plazo, me asusta; es que me entristece. No soy capaz. Por eso no quiero promesas ni hago promesas. Quizá porque durante toda mi vida, pensar en el día siguiente me asustaba. Toda la fuerza que tuviera cada día, debía emplearla para vivir ese día. Quizá pueda llegar a mañana; esto lo pensaba sin palabras. Más allá de mañana, no sabía si tendría fuerza, o ganas. Y ahora, es igual. De qué me sirve decir: “siempre”. Qué poder tengo yo sobre el futuro ni sobre mí, para poder decir: “siempre”.. Siempre te querré. Yo qué puedo saber? ……..Hasta que la muerte nos separe, era una cuestión moral y de sumisión. Pero, el amor va por su camino……

………..

……Calla, que no. Que es una cosa literaria que estoy escribiendo. Me venía bien meterlo en ese contexto.

-No te lo crees ni tú.

-Que sí. Que hay más cosas por ese estilo. Voy a parar esto un poco.- congeló el perfil de   que acababa de levantarse y corría hacia un pavo real que paseaba por allí- Le digo: Mi diosa! Y ella me dice: Sólo soy una mujer,   soy tu mujer. Y yo le respondo: es lo mismo, mi mujer, mi diosa, es lo mismo. Ya saldrá en cualquier momento, ya lo veréis. Os lo adelanto para que no se os ocurra reíros. Es pura literatura.

-Ves,    todo es literatura. Vosotros confundisteis la literatura con la historia. Y así, no se puede…….

-Bueno,- se levantó    – estos momentos de alta tensión emocional, mágicos de verdad y que no volverán a repetirse, se los debemos a     y a William Butler Yeats. Y ahora, recojo mis bártulos……

……..

No sabe ahora decidir si le interesaban más las historias de amores y desamores que los griegos quisieron inventar para sus dioses, o las representaciones de figuras humanas con túnicas transparentes y sucintos taparrabos. Recreaba en las noches las téticas respingonas y los muslos torneados y el arranque de las espaldas morenas de las diosas y princesas. O, el final, según se mire.

En otro orden de cosas, recuerda ahora, en la cama del insomnio, que había detestado siempre el papel de obra menor de las mujeres. El papel de Galatea, tanto en la versión griega de Pigmalión como en el de la Eva del dios hebreo. Cuánto  meditó, durante días, a lo largo de meses o de años, aquellas palabras que Odiseo dice a Nausicaa……..

En definitiva, aquellos dioses y héroes de su infancia, no resultaban mejores que Cristóbal Colón, Pizarro, Raleigh o George W. Bush……

…….

-Dos amantes que se ahogan allí. Época romántica.

-Psché. Se refugian allí dos lobos marinos. Los isleños quieren cazarlos, es dinero, es negocio. Resulta que uno de ellos es hembra y se pone de parto. Se habían refugiado allí para que pariera tranquila, precisamente. Estupendo, piensan los isleños; en vez de dos serán tres; más negocio. Arrecian en el ataque. Y la cría nace muerta. La madre muere de sobreparto. Y el padre los sigue dos días después. Se jodió el negocio. La marea se llevó los tres cuerpos a alta mar……….

zp8497586rq
Be Sociable, Share!
  1. Ane FZ. dice:

    Si tuviera a mi lado a este chico Stéphane, le daría un buen apretón de manos. Y luego me lo comeria vivo a besos. Suena a niño de la guerra.

  2. Luis dice:

    Original comparación; dioses, conquistadores, depredadores…. Bravo!