POESIA EN PAREJA

Posted: 28th junio 2021 by Aurora in Crítica

POESIA EN PAREJA

Reorganizando la biblioteca de El Salón, se nos ocurrió enlazar un tema a base de poetas-escritores que vivieron en pareja. Y, sin haberlo predeterminado, vimos que, de las cuatro parejas que fueron surgiendo, tres habían sufrido el exilio exterior en  tiempos que podemos imaginar del siglo pasado;  y una, la de los más jóvenes, debido también a la inmediatez y a su concepción de la existencia, había sufrido el exilio interior. Sin pretender hacer biografía, los traemos a El Salón con afán de cercanía y conocimiento.

JUAN RAMÓN JIMÉNEZ,     Moguer- 1881- Puerto Rico- 1958  EXILIO

Cállate por Dios, que tú/ no vas a saber decírmelo,/deja que abran todos mis/

sueños y todos mis lirios./Mi corazón oye bien/la letra de tu cariño,

el agua lo va cantando/entre las flores del río;/lo va soñando la niebla,

lo están llorando los pinos,/y la luna rosa y el /corazón de tu molino.

No apagues, por Dios, la luz/que arde dentro de mí mismo.

Cállate, por Dios, que tú/no vas a saber decírmelo.

De Pastorales 1905

PALKA: No hemos presentado a Jiménez porque, quién no conoce a Juan Ramón Jiménez! En cambio, a Zenobia Camprubí, aunque suene su nombre, no tanto.

LA P.C.: Hombre, que fue su legítima esposa y socia de la empresa, por así decir, ya se sabe.

EL REDACTOR: Mujer, pero que dejara escrito, esta señora: “En esta empresa nuestra, yo he sido siempre Sancho”, da que pensar. Estuvo incorporada a la traducción, a la corrección, a la edición, al acompañamiento, al éxito, al exilio, del marido. “Él deseaba ser un  monje del siglo XVI, y sólo una ocurrencia tardía le hizo atraerme a su compañía”. Se conocieron en La Residencia de Estudiantes famosa, sitio de reunión de “Los del 27” y de “Las Sinsombrero”. Aquella gente entrañable de la intelectualidad madrileña que también frecuentaba El Lyceum Club femenino de María de Maeztu.

LA ACTRIZ DE TV: Ahora pienso que el contenido del poema que habéis traído, de Jiménez, es para pensarlo despacio. Me dice a mí eso de Cállate, por Dios…!

RAJZNER: Pues, sintiéndolo mucho, este que traemos de Camprubí no lo tengo yo más que como atribuido. Lo leo, y os recomiendo que penséis en lo que dice, porque es cierto que sí puede ser autobiográfico: muchas de las cosas que dice, encajan con lo que sabemos de su vida.

ZENOBIA CAMPRUBI    Malgrat de Mar- 1887- Puerto Rico 1956

Pájaros perdidos de verano vienen a mi ventana:

Madre, los ves?/Ahí están los pájaros en mi ventana/cantando mi perdida juventud.

Nací el 31 de agosto de 1887, cerca del mar./De esa infancia sólo queda hoy un recuerdo:/los pájaros amarillos golpeando la luz,/la luz de un verano en el mar.

Madre, no los ves?/Son lo único que me salva estos días/mientras mi encierro comienza,/mira las muchachas caminando por las aceras./ Y los niños? Y nosotras?

Frente a mí hay un espejo que ni siquiera miro./ Por qué se fijó en mí, madre?

Me gustan los árboles porque crecen sujetos a la tierra

pero despliegan sus raíces por el mundo,/son como los pájaros de mi ventana,

están ahí porque quieren arrancarme este dolor.

Hoy me desperté llorando, madre,/no es el horizonte lo que tiembla?

Golpes, madre:/es el futuro que no veré lo que golpea mi ventana.

Puedo hablar de amor? Cuando escribí mi primer poema

acababa de nacer, tenía ocho años, siete años seis,

estaba al borde de la cama con las hojas grises sobre mis rodillas,

adónde van los sueños, madre?/ Una vez escribí que tenía miedo de la muerte,

miedo al fin que te sobrevive como una gran ola/que todo lo cubre. Por eso este silencio, madre/ y mi propia vida atravesada por la suya.

Solas, estamos solas

hasta que nuestro vientre sangra.

PALKA: No queda de más insistir siempre en el orden de aparición; siempre por fecha de nacimiento, no por ser hombre o mujer. El poeta que viene ahora es más conocido como contestatario, hombre de izquierdas, exiliado. Pero hemos traído un soneto gongorino incluido en su libro Cántico, de 1927

RAFAEL ALBERTI    Puerto de Santa María 1902-1999     EXILIO

Rubios, pulidos senos de Amaranta/por una lengua de lebrel limados,

pórtico de limones desviados/por el canal que asciende a tu garganta.

Rojo, un puente de rizos se adelanta/e incendia tus marfiles ondulados.

Muerde, heridor, tus dientes desangrados/y corvo, en vilo, al viento te levanta.

La soledad, dormida en la espesura/ calza su pie de céfiro y desciende

del olmo alto al mar de la llanura./Su cuerpo en sombras, oscuro, se le enciende

y, gladiadora, como un ascua impura/entre Amaranta y su amador se tiende.

MARIA TERESA LEÓN     Logroño 1903- Madrid 1988   EXILIO

El REDACTOR: Me interesa recalcar un poco lo del exilio, ante esta frase, o lamento, o plegaria, de esta escritora: “Estoy cansada de no saber dónde morirme. Una patria, Señor, una patria pequeña como un patio, o como una grieta en un muro muy sólido. Una patria para reemplazar a la que me arrancaron del alma de un solo tirón”.

Oh, libertad humana!/ Dónde duermes?/Te conoce alguien?

 Otra vez están los frailes rescatando.

Qué poco dinero para tanta  gente!/ Y Fray Jorge del Olivar

se queda en rehén para que envíen más ducados de España.

Oh libertad humana. Dónde has hecho nido/que nadie en Argel puede tenerte?

También, como CAMPRUBÍ, va a desarrollar trabajos de escritura varia, no sólo poesía. Dramas, novelas cuentos, traducciones.

“De muchas cosas he de hablaros. Quiero decirlas a tapadas en estas hojas/ que nadie leerá./ He salvado apenas unas cenizas alegres,/ he vivido una lección./ Estoy en este punto doloroso/ que es como un gemido que avergüenza/ y que mis maestros de moral llamaban arrepentimiento./ Llevo los ojos cargados de verdades que no me pertenecen./ No sé cómo hacerlas salir.

JOSÉ DOMENCHINA      Madrid -1898 – México 1959   EXIIO

RAJZNER: Nace en el mismo año que Lorca!

YUYU: Y que Gerardo Diego. Dámaso Alonso. Vicente Aleixandre. Rosa Chacel. Concha Méndez.

LA CATEDRÁTICA PELIRROJA: Bravo, YUYU, buena memoria!

PALKA:   No me pueden quitar la primavera

en que mi juventud ha florecido,

ni el otoño o sazón en que me muera”

LA P.C.: Lo que conmueve, aterra, hiela, de los exiliados, es esa sensación de robo, hurto, privación, de la patria, y de cierta parte de su existencia.

 PALKA: Ya, parece que el resto de su vida van a vivir sin parte de su alma, o mente, o pasado. El pasado nos conforma, también.

En la noche sin fin, la desvelada/noche, que con sus filos de cuchilla

implacable recorta en amarilla/muerte, nuestra silueta enajenada.

Vivir cuando vivir no vale nada/equivale a sembrar, con la semilla

infecunda, el dolor, que tanto humilla/de una existencia rota y postergada.

Y el insomnio repite inexorable/el paso de la vida irrevocable,

que, sin dejar de sentir, se aleja./Dónde nos llevará, tan sin camino

tan juguete irrisorio del destino/ nuestra razón destartalada y vieja?

ERNESTINA DE CHAMPOURCIN   Vitoria 1905- Madrid 1997  EXILIO

De “Las Sinsombrero”. Tuvo mucha relación con Juan Ramón, para quien escribe unos versos preciosos:

Hoja blanca de hoy, de siempre, de mañana,

frutal de cada día, semilla fecundada/por un rayo de luz o una gota de agua.

La vida fluye abajo arrastrándose vana./Encima de mi frente, los divinos fantasmas

del sueño verdadero, los éxtasis de mi alma,/cicatrices de oro,/

que mi pluma va abriendo sobre la hoja blanca.

RAJZNER: Tiene sonetos muy buenos, y mira que es difícil hacer buenos sonetos!:

Tu presencia me ciñe duramente/y el grito de mi vida encarcelada

sucumbe ya, tendido a la celada/que tus labios abrieron en mi frente.

Detén mi paso incierto. Mansamente/callará en ti mi voz desorientada.

Para ser tuya me volveré a la nada./Mi pulso en carne viva te presiente.

Que el silencio me anude a tu sendero./Más que el llano sin límites, prefiero

el cauce luminoso de tu huella./Cerraré con tu sombra la salida;

pero en mi mano, por tu boca ungida,/podrás beber aún la última estrella.

LA P.C. Y acabamos con la que decíamos pareja más joven porque hemos sido conscientes de su desaparición, muy recientemente.

YUYU: Como decimos por aquí, no desaparecen del todo. Yo quiero añadir a EXILIO: Desamparo. Ira. Indignación. Miedo. Tristeza.

EL REDACTOR: Hambre. Hambre que no desaparece con el estómago satisfecho.

FRANCISCA AGUIRRE       Alicante- 1930- Madrid -2019  EXILIO INTERIOR

“Un pedazo de hilo”

No es bueno andar por el mundo/soportando el desgaste de nuestra sombra.

No es bueno alzar la voz a nuestras vísceras,/inaugurar un grito que hace crujir

tan sólo a nuestro despavorido bazo./ No es bueno andar en soliloquio

con el filo mugriento del desdén./No es bueno ser residuo de un espejo:

trae mala suerte esa mutilación/con apariencia de totalidad.

No somos de fiar con tanta arista./Somos humanamente peligrosos

y desdichados inhumanamente./Entonces, con la humildad que otorga

la desolación:

compañero,

cualquier pedazo de hilo,

cualquier trapo para remendar

este agujero que llamamos vida.

                                                           De La otra música

FÉLIX GRANDE      Mérida 1937 – Madrid  2014     EXILIO INTERIOR

“Y poco a poco,

 el pobre arrodillado

 se va volviendo loco.

 Ah, cuánto cielo!”

“Preludio”

Apaciguaba al hombre sin hurtarle sus penas,

ensanchaba su fuerza cavando en su emoción;

música, dulce ofidio sin veneno, que llenas

de tiempo la cabeza, de musgo el corazón.

Nos zurcías, enhebrando tu hilillo de defensa

como un inacabable cordón umbilical;

madre misericordia, lograbas, sin ofensa,

ser algo así como una limosna universal.

Tu abrazo se iba abriendo como una noche en calma

restañando a la frente su diverso sudor;

traías una oleada muy cósmica de alma

y un perfume de cráneos agotados de amor.

PALKA: Y para cerrar con el mejor broche este tema, traemos un poema de Félix Grande que es como mi oración de buenas noches, y de buenos días, para ellas y para ellos:

Tal como están las cosas/tal como va la herida,/puede venir el fin/desde cualquier lugar./Pero caeré diciendo/que era buena la vida/ y que valía la pena/vivir y reventar./Puedo morir de insomnio/de angustia o de terror/ o de cirrosis o de/soledad o de pena./Pero hasta el mismo fin/me durará el fervor:/ me moriré diciendo/que la vida era buena./ Puedo quedar sin casa/sin gente, sin visita,/descalzo y sin mendrugo/ni nada en mi alacena./Sospecho que mi vida/será así y ya está escrita./Pero caeré diciendo/que la vida era buena./Puede matarme el asco/la vergüenza o el tedio,/ o la venal tortura/ o una bomba homicida,/ ni este mundo ni yo/ tenemos remedio./Pero caeré diciendo/que era buena la vida./Tal como están las cosas/ mi corazón se llena/ de puertas que se cierran/con cansancio o con temor./ Pero caeré diciendo/que la vida era buena:/La quiero para siempre/ con muchísimo amor.

–La perfección.

Be Sociable, Share!