POESÍA MEDITERRÁNEA

Posted: 6th agosto 2017 by Aurora in Literatura
Tags:

POESÍA   MEDITERRÁNEA

 

El Redactor gestiona el buzón de voz de El Salón: +34 63 35 92 321

 

 

COMO ES HABITUAL, en agosto ellos se van y yo me quedo. Palacios, Palka y la P.C., están en Europa del Este, como otros años; y esta vez también ha ido con ellos  El Pintor. Chen Yu se ha llevado a Marta a Sanghai. Los Actores de Televisión no sé dónde están, sólo sé que no están aquí. Quedamos el búho y yo, Malena Rajzner. Ellos han dejado un tema nuevo para colgar en los tablones, porque siempre hay visitantes más o menos asiduos que leen y comentan a veces entre ellos, a veces conmigo y a veces solos. “Agosto pide un tema fresquito, de vacaciones en el mar.- dijo la P.C.- Mejóralo todo lo que puedas porque sólo está pergeñado, es trabajo para ti”.

Lo he leído y lo encuentro perfectamente bien para verano. Es que yo también estoy de vacaciones. Buena lectura y feliz mes de agosto!

 

 

 

CESARE PAVESE 1908-  1950

Santo Stefano Belbo, Italia

E allora, noi, vili/ che amavamo la será bisbigliante/ le case/ i sentieri sul fiume,/ le luci rosse e sporche/ di quei luoghi,/ il dolore addolcito e taciuto./ Noi strappammo le mani/ dalla viva catena/ e tacemmo./ Ma il cuore/ ci susultó si sangue/ e non fu piu dolcezza,/ non fu piu abbandonarsi/ al sentiero sul fiume,/ non pie servi./ Sapemmo di essere soli e vivi.

(1945. Después de la guerra, el orgullo de quienes han podido superarla con sus horrores e injusticias: Y ahora, nosotros, los viles, que amábamos la noche que murmura, las casas, los caminos del río, las sucias luces rojas de aquellos lugares, el dolor manso y callado. Arrancamos las manos de la viva cadena y callamos, pero el corazón nos estremeció la sangre, y ya no hubo dulzura, no hubo un abandonarse junto al sendero que bordea el río: no más siervos, porque supimos estar solos y vivos)

((NO SÓLO poeta, también prosista, traductor, filólogo, editor, observador social. Una personalidad en el mundo cultural italiano en épocas duras))

 

PIER PAOLO PASOLINI – 1922 – 1975

Quartiere Santo Stefano Italia

 

Siempre falta algo, en todo cuanto intuyo/ hay un vacío. Y resulta grosero/ este no estar completo, es grosero,/ pero yo mismo lo fui tanto como mi ansiedad/ mi “no tener Cristo”. Un rostro/ que sea instrumento de un trabajo no del todo/ perdido en mero intuir en soledad,/ amor con sí mismos, sin más interés/ que el amor, el estilo, lo que confunde/ el sol, el sol real, el sol rabiosamente antiguo/ -sobre las espaldas de elefante de castillos bárbaros,/ sobre las chabolas del Sur – con el sol/ de la película, pastoso, desgranado, gris,/ blancor de maceración y contratipado, contratipado,/ -el sublime sol que queda en la memoria/ con tanta fisicidad como en la hora/ en que está arriba y va en el cielo, hacia/ interminables ocasos en países miserables.

((PASOLINI pasa por ser uno de los intelectuales más notables del siglo XX italiano. Su sentir poético no es fácil de comprender, y ahí está el reto))

 

 

JOAN MANUEL SERRAT  1943

Barcelona

Quizás porque mi niñez/ sigue jugando en tu playa/ y escondido tras las cañas/ duerme mi primer amor/ llevo tu luz y tu olor/ por donde quiera que vaya,/ amontonado en tu arena/ guardo amor, juegos y penas./ Yo, que en la piel tengo el sabor/ amargo del llanto eterno/ que han vertido en ti cien pueblos / desde Algeciras a Estambul/ para que pintes de azul/ sus largas noches de invierno./ A fuerza de desventuras/ tu alma es profunda y oscura./ A tus atardeceres rojos/ se acostumbraron mis ojos/ como el recodo al camino,/ soy cantor soy embustero/ me gusta el juego y el vino/ tengo alma de marinero./ Qué le voy a hacer si yo/ nací en el Mediterráneo. /Y te acercas y te vas/ después de besar mi aldea/ jugando con la marea/ te vas pensando en volver/ eres como una mujer/ perfumadita de brea/ que se añora y se quiere,/ que se conoce y se teme./ Ay, si un día para mi mal/ viene a llevarme la Parca/ empujad al mar mi barca/ con un levante otoñal/ y dejad que el temporal/ desguace sus alas blancas./ Y a mí enterradme sin duelo/ entre la playa y el cielo,/ en la ladera de un monte/ más alto que el horizonte/ quiero tener buena vista./ Mi cuerpo será el camino,/ les daré verde a los pinos/ y amarillo a la genista./ Cerca del mar, porque yo/ nací en el Mediterráneo.

 

((Alguien dijo que Serrat había escrito este poema-canción en estado de gracia. Debe de ser así porque consigue que el Mediterráneo pase a ser importante y querido para quienes hemos nacido a orillas de otro mar con nombre, colores, olores e historia propios. Y eso, y mucho más, debemos a Serrat y su ternura salvífica)

 

 

LLUIS LLACH 1948

Verges Girona

La gallineta ha dit que prou,/ ja no vull pondre cap més ou, / a fer punyetes aquest son/ que fa tants anys que m’esclavitza./ I si em vénem ganes de fer-ne/ em faré venir un restrenyement,/ no tendrá cap més ou calent/ el que de mi se n’aprofita. / La gallina ha dit que no,/ visca la revolució./ A cambi d’algun gra de blat/ m’heu tret la força de volar,/ però, os ho juro, s’acabat!/ Tinc per davant tota una vida/ i no peteixo pel destí/ que un cop lliurada del botxi/ no ha d’aber-hi cap perill/ perque m’entengui amb les veïnes./ I els galls que amb mi hauran de dormir/ els triaré sans i valents,/ que n’estic farta d’impotents/ que em fan pasar nits avorrides./ Que quedi clar per sempre més/ que jo de verge no en tinc res,/ i que, posats a fer, ne em ve/ d’un segon restrenyement./ La gallina ha dit que no,/ visca la revolució…

La gallina ha dicho que ya vale, que ya no quiere poner más huevos, “a hacer puñetas este jornal que ya hace un tiempo me esclaviza. Si me vienen ganas de hacer más huevos, me buscaré un estreñimiento: no tendrá de mí más huevos quien de mí se aproveche. A cambio de algún grano de trigo me han quitado la fuerza de volar, pero os prometo que esto se ha acabado, tengo ante mí una vida y no sufro por el destino, porque una vez en mi camino no habrá ninguna dificultad para que me entienda con las vecinas. Y los gallos que conmigo hayan de dormir, los buscaré sanos y valientes porque estoy cansada de impertinentes y de pasar noches aburridas. Que quede claro para siempre, que yo de tonta no tengo nada; y puestos a hacer, no me importa recurrir a un segundo estreñimiento”. La gallina ha dicho que basta: viva la revolución.

((Una gallina revoltosa que, quizá con sus manifestaciones, pretenda que otras gallinas se sumen a su revolución, a su huelga de  darnos huevos. “La revolución de la granja”))

 

 

El Mediterráneo fue romano, pero ahora no es sólo neolatino ni masculino:

 

 

FATIHA MORCHID 1958

Benslimane  Marruecos

Soy mujer de otro tiempo,/ apoyo el estetoscopio/ sobre el corazón del mundo/ que no me escucha./ Y cada vez que la roca/ rompe mi flujo/ lo entrego a las arenas./ El ímpetu del viento/ arranca las ramas./ Las restantes/ las consagraré/ a la nada./ Beberé el brindis/ de la tempestad./ Tal vez pueda morir/ de amor/ de sobredosis.

 

((Mujeres que hacen poesía, en el Magreb. Y que incluso pueden ir a la universidad y colocar un estetoscopio no importa dónde porque sorprende que sepan qué cosa es. Bueno, es el Mediterráneo. Que, seguramente, guarda muchos tesoros de poesía que no hemos sabido descubrir. MORCHID llega a la poesía a través de la ciencia: es doctora en pediatría))

 

 

IMANE KHATTABI 1974

Tetuán Marruecos

“Disculpa”

Como un príncipe, / la primavera avanzó hacia/ ella/ y se inclinó con la/ educación de los nobles:/ Me concedes esta pieza,/ mi señora?/ Se disculpó/ con amargura:/ Murió/ el talón de mi alegría,/ y en el cuerpo que llevo/ en mi bolso/ se han marchitado las rosas.

 

(A la buena educación de la primavera, ella contesta con unas metáforas tan bellas que no dan muchas ganas de compadecerla por su tristeza. Quien siente bellamente sufre menos? Llega a la poesía con una excelente formación en literatura árabe)

 

 

Be Sociable, Share!
  1. Marián dice:

    Una idea muy acertada incluir mujeres. Seguro que dan para más de un tema. Gracias

  2. Vanesa dice:

    Un acierto total y parcial, por el conjunto y por la calidad de cada un@, por el azul Mediterráneo, por la intención y por el resultado.