DOS PATRIAS TENGO

Posted: 26th marzo 2014 by Aurora in Literatura
Tags:

DOS PATRIAS TENGO

Dos Patrias tengo yo: Cuba y la noche.

O son una, las dos?

José Martí

Convivamos con dos mujeres excepcionales, poetas: GERTRUDIS GÓMEZ DE AVELLANEDA y DULCE MARÍA LOYNAZ. De Cuba. (Cubita).

“Es mucho hombre esta mujer”, decía Bretón de los Herreros refiriéndose a la fuerte inspiración de Gertrudis Gómez de Avellaneda (Puerto Príncipe, 1814). Y eso que estamos en pleno apogeo del supuestamente decadente  espíritu romántico. Que era, en realidad, en la mayoría de los casos, fuerte impulso socio-sentimental.

Perla del mar! ¡Estrella de Occidente! ¡Hermosa Cuba! Tu brillante cielo

la noche cubre con su opaco velo como cubre el dolor mi triste frente.

Voy a partir… Adiós, patria feliz! Edén querido!

Doquier el hado en su furor me impela, tu dulce nombre halagará mi oído!

……..

…….

La joven Gertrudis con su familia, sale de Cuba hacia la península. Antes de hacerse conocida por su poesía arrolladora, ha deshecho bodas y corazones. El suyo puede recomponerse más o menos pronto, es volcánico. Van pasando amantes cuyos nombres no han llegado hasta hoy. El abogado Cepeda. El poeta y diplomático Tassara. Dos maridos que le viven poco. A veces vuelve al recuerdo de su amor primero, que se quedó en la isla y en el pasado para siempre, como un simple recuerdo que aparece y desaparece en la memoria:

Oh alma, di, quién era aquel fantasma amado y sin nombre?

Un genio? Un ángel? Un hombre? Volaban los años y yo vanamente

buscando seguía mi hermosa visión…….

“Sobre la gloria literaria quiso tener la vibración duradera del verdadero amor, por eso vivió estremecida; no le bastaba su modo de ser poético ni su profesión de escritora. La divina Tula dio sentido y emoción al entusiasmo creador.”

No era, simplemente, una mujer apasionada que buscaba el verdadero (duradero) amor para su vida sentimental y privada; fue autora dramática muy representada. “Sus obras se destacaron en el tiempo.” Una veintena de obras propias y algunas traducciones en verso de Dumas y otros autores franceses. Todo ello en la plena época en que estrenaban Zorrilla y García Gutiérrez como segunda hornada después de los iniciadores del teatro romántico: Mz. de la Rosa, Duque de Rivas y Hartzenbusch.

Y una quincena de novelas. Además de poemas de largo aliento y hondo sentir, y poemas de arte menor, como juguetes de su poesía.

Su Salón era muy concurrido. Los reyes apadrinaron su boda con Verdugo (fue la segunda). Con este marido de prosapia volverá a su Cuba natal.

Perla del mar! Cuba hermosa! Después de ausencia tan larga

El texto completo se puede leer en el libro de Aurora Palacios publicado en Amazon «De nuevo en el salón del Siglo XXI» (Tomo II)

Be Sociable, Share!
  1. Ángel dice:

    Me gusta: Cuba y la noche. La noche y la poesía. Me gusta.

  2. Aurora dice:

    Anita G.: Ofreces un dato que no encajaba en el planteamiento y desarrollo del tema. Agradezco muchísimo tu participación, que enriquece el resultado.

  3. Anita G. dice:

    A Doña Gertrudis le negaron el sillón de la Academia. A Dulce María Loynaz se lo ofrecieron.

    Lo que es el paso del tiempo, la mentalidad que va cambiando.