NIÑ@ INDIVIDUO–NIÑ@ MASA

Posted: 1st septiembre 2017 by Aurora in Crítica
Tags:

NIÑ@ INDIVIDUO –- NIÑ@ MASA

_Qué ganas tenía yo de proponer este tema que me viene machacando desde hace años; lo llamo PEDAGOGÍA DE LA RESPONSABILIDAD.- nos dice Malena Rajzner con su vehemencia porteña o así. Y nos enseña unos papeles desordenados, o aparentemente desparejados, que saca de una bolsa de plástico blanca con asas, de las de la compra. Es que ella va a lo profundo de las cosas y no da importancia a lo aparente.- Qué quieren, me dedico a la enseñanza por convencimiento, y sin preferencias de edad; y por lo tanto tengo que observar y observarme, y es lo que venimos a llamar últimamente “evaluación continua”, que viene a ser como tomarnos el pulso cada mañana, y la temperatura y la tensión. Por mis orígenes, que ustedes conocen, soy propensa a la ira controlada; la controlo, o eso creo, con estos mini-ensayos que casi siempre acaban en publicaciones especializadas. Ustedes me dirán su opinión y podremos dialogar al final: sí/no; sí es sí/ no es no incluso todo lo contrario: mi capacidad de diálogo no tiene fin; al menos hasta la fecha. Pues, quiero traer dos aspectos, o dos vertientes de la pedagogía; una: observo al niño; dos: machaco al niño. Como principio, traigo a dos pedagogos que nunca debieron dejar de estar vigentes: María MONTESSORI y Ovidio DECROLY; hay más, pero traigo a estos dos por razones que luego diré. Y adelanto una cuestión: acaso debemos olvidar que el árbol se sustenta por sus raíces? Quiero decir: aunque estos pedagogos hayan nacido allá, a finales del siglo XIX, ni borrachos tendríamos que olvidar sus métodos y sus propuestas; yo os juro que no hay métodos ni propuestas mejores después de ellos. No las hay, en mi opinión:

María MONTESSORI, primera que traigo aquí, no porque sea mujer, sino porque nace un año antes que Decroly. Es una mujer que se doctora en medicina con  veinticuatro años, en 1894; una mujer!, qué me dicen, podían hacerlo, las mujeres podían! Pues, fue psiquiatra, pedagoga, antropóloga, bióloga; feminista y lógicamente humanista. Y empieza a trabajar con niños deficientes recogidos en hospicio. Y tirando del ovillo, se da cuenta, de que el problema de base, de raíz, de esos niños recogidos por la caridad institucional, es un problema de raíz moral. O de degradación de la sociedad, visto por otro lado. Y propone, entonces, un método de educación moral. Y piensa, porque sigue tirando del hilo, piensa que con sus ideas y propuestas, si fueran aplicadas también a los niños sin problemas, se llegaría a la regeneración de la humanidad. Es lógico, si pensamos que la educación debería tender a procurar que los humanos cada vez fueran mejores, en bien de la raza y del universo en que vive esta raza. Si no, para qué, la educación? No me digan que para ganar más dinero porque me desalman. No que me quiten las armas  en chino: me quitarían el alma.

Sus puntales van a ser la libertad y la disciplina activa. Y ahora recuerdo algo que proponía Aristóteles: Instrucción mental sin educación cordial, no sirve, venía a decir; no es educación en absoluto. Pero, no olvidemos que los sentimientos que queremos decir que están en el corazón, en realidad están en el cerebro, en la mente.

– “Todo está en el cerebro”, dice Punset.

-…

El texto completo se puede leer en el libro de Aurora Palacios publicado en Amazon «De nuevo en el salón del Siglo XXI» (Tomo II)

Be Sociable, Share!
  1. Milagros dice:

    El pánico al paro que tienen los padres si miran al futuro. El dar oportunidades a los hijos que ven que otros compañeros hacen tantas extraescolares para que no se sientan menos. La influencia de la tele. Pero, es verdad que quienes sufren las angustias de los padres son los menores. En vez de cambiar las tendencias, los niños las sufren

  2. Beatriz Glun dice:

    El caso es de verdad que globalmente considerados los niños actuales tienen muchísima mayor atención y medios para ser felices. Y es cierto que nunca se han visto pataletas y lloros mayores en la calle, retos de niños bien pequeños a los padres, que sucumben ,y mayor número de menores que tienen que acudir a terapia de especialistas en comportamiento.´Algo está fallando de manera muy importante